diciembre 4, 2021

¿Qué pasaría si se anula la elección de gobernador?

Con la indefinición acerca de la legalidad de la elección de gobernador en Campeche, cuya resolución, se haya en manos de la magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPFJ), Janine Otálora Malassis, se abren dos posibles escenarios: o se valida o se anula.

Pese a que los contendientes dan por sentada su victoria, tanto Layda Sansores como Eliseo Fernández están a la espera del fallo, el cual, en caso de declararse nula la elección y se ordene la repetición de la misma, se deja en claro la existencia de un vacío dentro del andamiaje legal del estado.

La Constitución de Campeche coloca a la entidad como la única en el país en que primero toma protesta el gobernador, como sucederá el próximo 16 de septiembre y el congreso local asume el cargo hasta el 1 de octubre. A nivel nacional y en los estados del país primero asume el poder legislativo y posteriormente, o el mismo día, el Ejecutivo, ello con el criterio de que la legislatura entrante tome protesta al nuevo mandatario local.

En caso de que se anule la elección de gobernador, la Constitución local establece que por mayoría simple de al menos dos terceras partes de los diputados asistentes a la sesión, en total son 35 legisladores (21 de mayoría y 14 de representación proporcional) se elegirá a un gobernador interino con carácter de provisional y se convocará a nuevas elecciones en un plazo que oscila entre los seis y 10 meses posteriores, esto es, entre marzo y julio de 2022.

Sin embargo, no se establece un criterio para la elección del gobernador interino, esto es, si puede o no salir de los actuales funcionarios estatales o municipales o de la diputación actual o entrante, o del mismo cuerpo del Tribunal Superior.

De cualquier modo, le corresponde a la actual legislatura, en caso de que se anule la elección, erigirse en Colegio Electoral y elegir al mandatario interino, en la composición vigente de la Cámara de Diputados se establecen dos bloques: el conformado por PRI, PAN y PRD integran 19 diputados; en tanto, Morena, PT, PVEM y Panal las restantes 16.

En caso de que la totalidad de los legisladores acudan a una eventual sesión extraordinaria para la elección del gobernador interino, bastaría con 18 diputados (mayoría simple) para elegir al próximo ejecutivo estatal que de manera provisional podría actuar en un lapso de entre 180 a 300 días, tiempo en el que se organizaría el proceso electoral que sustituya al, por el momento, impugnado y que la Sala Superior del TEPJF aún no termina si por avalar la elección o anularla.

Julio Pérez de León