Ambulantes no regulados y choferes agreden a inspectores de Gobernación

Policiaca
Typography

La mañana de este sábado, un grupo de trabajadores de la coordinación de Gobernación Municipal fueron golpeados por vendedores ambulantes, a quienes pretendían retirar de las afueras del mercado Alonso Felipe de Andrade, por no estar regulados para vender sus productos.

La riña se originó cerca de las 10:20 horas sobre la Calle 20 por Calle 39 de la zona Centro, donde los funcionarios realizaban una inspección a los ambulantes que no contaban con sus permisos correspondientes.

Esto generó enojo entre los transeúntes y choferes de camiones de transporte urbano, mismos que se unieron a las agresiones con golpes y tubos a los trabajadores municipales.

Al menos tres elementos de Gobernación resultaron lesionado,s los cuales fueron valorados por paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, quienes arribaron hasta el lugar, luego del llamado al 911.

Un trabajador resultó con un fuerte golpe en la ceja izquierda, proporcionado por un chofer del transporte urbano, mismo que le dio varios golpes y le aventó una naranja en la cara para después intentar despojarlo de su teléfono celular y su cartera, pero en su fracaso se retiró del lugar rápidamente.

Otro empleado del Ayuntamiento resultó con varios golpes en la espalda y cuello, así como un tubazo en la costilla izquierda, motivo por el cual también fue valorado por los Técnicos en Urgencias Médicas, pero que por fortuna fueron golpes superficiales y no comprometieron algún órgano interno o fractura y no ameritó un traslado de emergencia.

En las agresiones por parte de la ciudadanía y de los vendedores ambulantes no hubo ninguna persona detenida, ya que por órdenes del alcalde Óscar Rosas González, mismo que ordenó que se tranquilizara la situación y que el operativo se cancelará, esto con el fin de salvaguardar la seguridad tanto de los empleados como de la ciudadanía y los vendedores ambulantes.

Cabe mencionar que el gobierno municipal de Carmen realiza estos operativos con el fin de mantener las calles del centro despejadas y libres para la ciudadanía, para no causar afectaciones en la economía de los puestos qué si están regulados y qué cuentan con sus pagos y documentación en regla.