Dejó su ciudad natal al enamorarse de Ciudad del Carmen

Ciudad del Carmen no pierde su belleza a pesar de que fue invadida por la modernidad; inolvidables resultan los cocales, las playas de la Manigua y Laguna Azul, el tomar una soda en el “Siboney” y escuchar a grupos musicales tocar en el parque Ignacio Zaragoza , cómo olvidar las “pachangas” en la Terraza, se escucha decir a don José Fidel Gómez, que cambió a su natal Chiapas por la “bella isla”.