Ante la epidemia del Covid 19, Petróleos Mexicanos (PEMEX) continuará laborando al estar  a cargo de un área estratégica definida en los artículos 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,  atendiendo el Plan de Continuidad del Negocio de la empresa, con el objetivo de no afectar el desarrollo y la economía del país.

La Cooperativa “Pescadores de Puerto Real” dedicada a la importación de camarón y pescado seco a la Ciudad de México y Puebla, dio a conocer que derivado de la cancelación de vuelos y suspensión de salidas de camiones y camionetas cargueros, dejarán de enviar alrededor de seis toneladas a la semana de productos del mar, lo que significa el inicio de una dura crisis para el sector, según explicó, Fernanda Aguilar Marcial, representante de la cooperativa.

 

Productos como la tortilla, el huevo, pan así como el tómate, cebolla y aguacate han mostrado en las recientes semanas incrementos variables en los consumidores, por lo que autoridades de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) hacen un llamado a formalizar las quejas al número 01 800 468 87 22.

En un cuarto de una plataforma habitacional en la Sonda de Campeche duermen de cuatro y hasta ocho personas, los comedores son pequeños, por las propias condiciones de las instalaciones, si Pemex no fortalece las medidas de seguridad y aplica pruebas a todos para detectar COVID-19 corremos el riesgo de una propagación de la enfermedad muy rápida y peligrosa, aseguró el diputado local, Joaquín Alberto Notario Zavala.

La Secretaría de Marina a través de la Unidad de Capitanías de Puerto y Asuntos Marítimos (Unicapam) informó que usuarios que requieran realizar el tramite de expedición o renovación de libretas de mar, se les otorga una prorroga que inicio desde el 18 de marzo al 16 de mayo del presente año.

Empresa Marinsa del Corporativo Cemza se sumó a las acciones de prevención para evitar que sus trabajadores en tierra y costa afuera adquieran o propaguen la enfermedad del COVID-19, en barcos, plataformas y oficinas, se redujo la plantilla laboral y se suspendieron durante 14 días los cambios de guardia.

En tan solo tres días el sector restaurantero ha resentido un duro golpe a consecuencia de la contingencia sanitaria por COVID-19 y es que al menos 10 de los socios de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados, (CANIRAC) anunciaron el cierre y los que desean persistir ya resienten un 80 por ciento de caída en sus ventas.

Más artículos...