Espantan a peregrinos en Atasta

Lo nuestro
Typography

De regreso a casa luego de pedalear kilómetros para llegar de Dzibalche Campeche a la Ciudad de México, peregrinos quisieron tomar un descanso en el poblado de Atasta, sus energías ya no alcanzaban para llegar  hasta Ciudad del Carmen pero fueron obligados a seguir tras librar un asalto y evitar que el delincuente los lastimara. 

Eduardo Cauich líder de un grupo de nueve peregrinos que salieron de Dzibalche el día primero de noviembre, en Atasta como en otros puntos de su ruta tuvieron que extremar precauciones, debido a personas que se les acercan con la intención de robarlos, son presa de delincuentes a pesar de que llevan pocas pertenencias y objetos de valor.

En su trayecto conocen a muchos otros peregrinos y se van alertando de los peligros, por ello,  se desviaron en varios tramos de su ruta original.

El fervor por la Virgen de Guadalupe los impulsa sin importar las inclemencias del tiempo y los peligros a llegar en la mayoría de los casos a la Basílica de Guadalupe, no sólo requieren condición física y buena salud, sino un poco de dinero para saciar el hambre y la sed, así como para comprar medicamentos, porque algunos se enferman durante su viaje, ya que pasando Veracruz el frío les cala el cuerpo.

Este grupo de regreso ya a Dzibalche estaba conformado por jóvenes entre 19 y 22 años, tras el susto pararon de pedalear hasta la isla y fueron hospedados en la Casa de la Cristiandad, llegaron cansados, con sus imágenes a cuesta, algunos con la imagen de la Virgen de Guadalupe otros con  San Judas Tadeo, de un peso aproximado a 40 kilogramos y 1,70 de altura.