Inseguridad en la mar alerta a pescadores

Lo nuestro
Typography

Zozobra e incertidumbre vuelve a presentarse entre el sector pesquero ribereño de Ciudad del Carmen por la inseguridad que se presenta  en las zonas donde  realizan captura de especies marinas.

El  hallazgo del cuerpo sin vida  de joven pescador de 25 años de edad en las costas de Nuevo Campechito en la Península de Atasta  el pasado miércoles, alertó a los llamados hombres de mar ante condiciones en las que estaba el cadáver. La lancha fue encontrada en la zona de Boca Chica, camino hacia Palizada este viernes.

Julio Martínez Torres, presidente de la Sociedad Cooperativa Ribereña El pedregal,  señaló “comentan que tenía un disparo en la cabeza,  que  la bala le salió por su ojo y que tenía  un brazo semidescolgado, también  cortadas en su barriga”.

Los jóvenes pescadores el pasado martes en la madrugada se hicieron a la mar, ya no regresaron por la tarde noche de ese día,  ni tampoco el miércoles por la mañana hasta que les  informaron que uno de ellos fue hallado en las costas de Península de Atasta, fue entregado a su familia y este jueves recibió santa sepultura.

“A los muchachos,  nueva generación de pescadores, los conocíamos, a uno le decíamos  el negro vivía acá en Limonar atrás de la cancha y  el otro compañero le llamaban Vivían,  igual era de por acá”.

Martínez Torres señaló que había pasado tiempo en el que no se presentaban robos de lanchas, motores,  ni artes de pesca, como tampoco actos delictivos mientras realizan sus actividades en las aguas marinas.

El líder pesquero explicó que hasta el momento se desconocen los motivos por los que ya no regresaron el martes los dos pescadores a Carmen, como tampoco tienen noticias del segundo pescador.