Se desploma venta de carnes en la isla

Lo nuestro
Typography

Para el regreso a clases las familias hacen sacrificios enormes, no solo tener que recurrir al empeño o venta de artículos que no se usan con frecuencia, sino que también en la alimentación se reciente el fuerte gasto que representa que los hijos vuelvan a la escuela y es que esto lo señalan los carniceros del mercado Alonso Felipe de Andrade quienes indican que agosto es el mes más difícil y ahora ya han bajado en 10 por ciento sus ventas.

Primo Salazar Góngora, Secretario General Sindicato de Matarifes, dijo que pese a las expectativas el periodo vacacional y el regreso a clases lejos de ayudar a los comerciantes de carnes en el mercado Alonso Felipe de Andrade los ha perjudicado y es que al inicio de esta temporada sus ventas circulaban en un 70 por ciento y en base al comportamiento de la última semana han caído ya hasta un 10 por ciento.

“Agosto para nosotros significa un mes donde vemos notablemente la baja de amas de casa al mercado, nos afecta a sobremanera principalmente porque es el inicio a clases y porque los padres de familia sus prioridades son otras, ciertamente nuestro comercio es básico como es la alimentación pero hay veces se tienen que sacrificar incluso la alimentación como la compra de útiles escolares, uniformes, inscripciones que se presentan precisamente ahora en este mes de agosto”.

Reconoció que en esta temporada las amas de casa buscan alimentos más económicos y es que aunque suene difícil, para poder comprar lo necesario del regreso a clases hacen muchos sacrificios como comida elaborada con pollo o carne de cerdo que es más económica.

Con ansias esperan que llegue septiembre pues indican que es a partir del siguiente mes cuando sus ventas se recuperan y se mantienen hasta finalizar el año.