Trabajo de científica carmelita es reconocido en Inglaterra

Lo nuestro
Typography

Cientifica de origen carmelita ingresa a la prestigiada Real Sociedad Astronómica de Londres, luego de elaborar una ecuación para la parametrización de la Energía Oscura. Celia del Carmen Escamilla Rivera actualmente es integrante del Departamento de Gravitación y Teoría de Campos del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), nació en la isla y sus estudios los realizó en instituciones educativas como Lafayete y el CETIS 20.

De visita para disfrutar unos días de vacaciones en su tierra, Escamilla Rivera, reconoce que la determinación de la Real Sociedad Astronómica de Londres fue una espléndida noticia sobretodo que su trabajo sea reconocido por un país del primer mundo como lo es el Reino Unido.

“Esto me compromete a mantener ese nivel y estar siempre a la expectativa de ofrecerles a esta comunidad científica nuevos descubrimientos, una de las ecuaciones en la física que incluso la tengo presentada en mi libro lleva mi apellido, entonces, eso también logra un impacto para esta gente para esta comunidad que se dedica a tratar de desentrañar todos estos secretos del universo”.

Escamilla Rivera, explicó que es una fórmula muy curiosa que también lleva el apellido de otras dos personas, quienes se dedicaron a discutir cuáles son los efectos que tiene el universo, estudiar sus propiedades en cuanto a la expansión de los astros, este alejamiento que no saben qué es, tiene un comportamiento muy similar opuesta a la gravedad, esa fuerza que los cosmólogos llaman energía oscura.

El tratar de encontrar una ecuación matemática es complicado, tuvieron que sentarse a estudiar las teorías de Albert Einstein y decir qué estuvo incorrecto, ellos propusieron esa ecuación que difería de ideas de Einstein, fue bien aceptada y publicada en una revista de arbitraje internacional, entonces esta revista determinó darle el nombre de los apellidos de los autores del artículo.

En un mundo de hombres, Celia dijo no ha sido fácil,  cuando llegó a la Universidad de Guanajuato solo había cuatro mujeres para entrar a su  carrera, ella fue la única que llegó al doctorado, experiencia que le permitió ver que a la misma comunidad se le dificulta ver a una mujer en esos temas.

Reconoció que hacer ciencia en este país es complicado porque falta mucho apoyo del gobierno, ella obtuvo becas en otros países gracias al respaldo de Fondos de Becas de Campeche y la Fundación Pablo García, pues no siempre se difunde que existen organizaciones que coadyuvan al tema de la investigación.

“El gobierno se tiene que dar cuenta que la ciencia básica es esencial para la formación de un futuro científico y que eso es lo que permite a países como de primer mundo, como lo es Reino Unido como lo es Alemania de prosperar, ahora con este nuevo gobierno estamos viendo una época muy complicada por eso ahorita ya es muy famoso la palabra fuga de cerebros, no implica nada más gente que se dedica a hacer cosas académicas sino también gente como deportistas, nosotros los científicos recibiendo reconocimientos en otros países, dinero de otros países para hacer ciencia para mi país”.

Celia lamentó las nuevas visiones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, (CONACYT), quien le apuesta más a temas sociales que a la ciencia básica, la cual asegura, es el futuro de las nuevas generaciones.

“CONACYT por muchos años se ha estado apoyando a la ciencia en México pero ahora resulta que la visión de este consejo es dirigirse a la parte social, lo cual también es importante, pero están ignorando o están casi anulando el interés por la ciencia básica, entonces, que futuro próspero puede tener un niño al que no le enseñas matemáticas, al que no le enseñas biología, eso puede representar un problema bastante grande para las futuras generaciones”.

La reconocida carmelita hace un llamado a los padres de familia a no ver a las matemáticas como el monstruo educativo y fomentar en sus hijos el interés de la ciencia, de la astronomía, aspectos que si son posibles de alcanzar siempre y cuando a los hijos se les den las herramientas para interesarse en estos temas.