A gritos y sombrerazos a punto de terminar puente

Lo nuestro
Typography

Colocación de la última trabe del nuevo Puente de la Unidad,  confirma que falta poco para su conclusión tras siete años de atraso

José Pinto Elías, residente de obra en el puente, informó que tras la colocación de la trabe número 438 la madrugada del viernes, la nueva vía de comunicación que reemplazará al viejo puente presenta un avance del 94.38 por ciento.

“Nos faltan todavía completar algunas lozas de concreto para tener lo que es la superficie estructural lista y posterior a esto viene la carpeta asfáltica para que sea la superficie de rodamiento y darle comodidad al tránsito vehicular estamos hablando de un cinco hasta un siete por ciento de lo que hace falta por terminar”.

Dentro de los trabajos pendientes se encuentra la losa de concreto armado de 20 centímetros de espesor, guarniciones, banquetas, carpeta asfáltica, parapetos de aluminio, señalamientos horizontal y vertical.


Aunque señaló que la fecha para conclusión de los trabajos sigue siendo mayo, la nueva infraestructura no se abrirá a la circulación, al menos que suceda alguna contingencia en el viejo puente.

“Es posible dar circulación siempre y cuando sea extremamente necesario en caso de alguna contingencia con el otro puente”.

Dentro de las acciones que avanzan es la colocación del parapeto de aluminio, un material de alta tecnología que permitirá un tránsito seguro sobre el Puente de 3.2 kilómetros de longitud.

“Es el primero que se usa en un puente vehicular de esta magnitud, es el mismo que fue utilizado en el distribuidor vial de la ciudad San Francisco de Campeche, en Gobernadores, ese tiene la aprobación tanto de las agencias gubernamentales de carreteras de estados unidos, como de la SCT de México también, cumple con las normas para recibir impactos y sea seguro para los usuarios.

El nuevo Puente de la Unidad con 3.2 kilómetros de longitud, 14 metros de ancho, dos carriles de 3.5 metros, dos acotamientos de 2.5 metros, banquetas de 75 centímetros, guarnición y parapeto de 25 centímetros, gálibo de 17 metros de altura máxima, deberá entrar en funcionamiento a finales de mayo de 2019.