En Carmen 5 estancias infantiles afectadas por retiro de subsidios

Lo nuestro
Typography

No solo las estancias infantiles de otras entidades del país enfrentan problemas por el recorte al presupuesto por parte de la federación y las reglas de operación. En el municipio de Carmen hay cinco espacios adheridos a este programa de la extinta Secretaría de Desarrollo Social, cuyos responsables lamentan la decisión del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de afectar a este proyecto que en mucho contribuye a familias.

De acuerdo a Martha Patricia May Chi, directora de la estancia infantil “Angelitos” este tema ha generado una importante afectación, tanto a los niños como los padres de familia pues un ejemplo muy claro y grave es haber modificado las reglas de operación para que en estas estaciones solo se atiendan a niños de uno a tres años lo que genera la interrupción de un ciclo escolar a los niños que tienen más de tres años.

“La afectación más grande es al primer grado, el cual ya estábamos incorporados, se anuló a medio ciclo escolar, yo tengo un grupo de 25 niños los cuales quedaron a la deriva, sin subsidio y sin dónde ir”.

El recorte al 50 por ciento del subsidio está afectando a sobremanera, pues las administraciones de las estancias infantiles tuvieron que decirle a los padres que a partir de enero deberían de pagar ese 50 por ciento faltante para que puedan cubrir con los gastos de 950 pesos que originalmente otorgaba el gobierno para la alimentación en desayuno, colación y comida caliente por cada niño inscrito a este programa.

“Esto requirió de subir el subsidio de los niños también, lo que ellos pagaban se les tuvo que cobrar a los papitos 500 pesos más, los papitos están sumamente afectados”.

En el municipio de Carmen existen  cinco estancias infantiles bajo este programa y a decir de la directora de Angelitos, la situación es más grave en Sabancuy donde el ingreso de las familias es menor que el de  las familias que radican en la isla.

“Ojalá y se arregle porque créame esos 950 le hace falta aunque se vea poco, si hace falta, ahí hemos estado en comunicación con la directora de Sabancuy, ahí de por si se cobraba menos a los papás y el subsidio prácticamente se ocupaba para solventar las necesidades propias de la instancia y subirles la cuota mensual, para las familias de Sabancuy sin duda es impagable”.

Esta medida ha traído consigo el abandono de las estancias por  algunos niños, cuyos padres carecen de recursos para pagar las cuotas.

“De preescolar uno se retiró y de lactantes tres niños están por retirarse porque los papas dicen que no pueden, no van a poder”.

Con ese programa, las estancias recibían 450 pesos por cada niño inscrito en el sistema, recursos que se recibían en la quincena de cada mes. Sin embargo, hasta este momento lo correspondiente al 2019 no se ha reflejado.

“Los otros 450 pesos aun no nos lo depositan, no tenemos ese 50 por ciento, todo es negativo, y no podemos esperar nosotros porque la actividad sigue, mire a que fecha estamos de febrero y ni siquiera se han firmado los convenios, seguimos trabajando con los formatos que diario se presentan y que corresponden al 2018, no hay nada en ese programa y si es realmente alarmante lo que nos está sucediendo”.

La operación de las estancias infantiles no solo tiene que ver con el subsidio para la permanencia de los menores, si no que las administraciones de las estancias tienen que a principios de año también que cumplir con una serie de requisitos municipales que forman parte de las exigencias del mismo sistema, como licencias de funcionamiento, de uso de suelo, protección civil, seguros, así como certificaciones anuales para el personal que labora lo que sin duda complicará a un más el funcionamiento de estos espacios.