Sin agua por robo de cableado eléctrico

Lo nuestro
Typography

El robo de cableado eléctrico de la planta de agua que se inauguró hace nueve años en el poblado de Emiliano Zapata en la Península de Atasta mantiene a sus pobladores sin recibir agua entubada, tuvieron que perforar pozos en sus domicilios para obtener el vital líquido, denunció el agente municipal, Filogonio Zapata Cupil.

La comunidad carece de agua porque “entraron los ratas y se llevaron todo el cable y no dejaron nada, de la planta salía el agua bonita pero nunca se echó a andar porque la tubería estaba rota y ahora se robaron el cable”.


Aunado al hurto de los cables, en trienio pasado personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se llevó el transformador que adquirieron con el presupuesto que recibió la agencia municipal para la construcción de la planta de agua, informó Zapata Cupil y ahora buscarán una explicación ante la CFE.

Sin descartar el inicio de proceso penal en contra de la empresa productiva del estado al llevarse el transformador, el agente municipal mencionó que antes buscará dialogar con el superintendente de la CFE para que le dé razón de lo sucedido en Emiliano Zapata.

Reconoció que la población dedicada en su mayoría a la pesca y de manera secundaria a la agricultura y ganadería, con más de tres mil habitantes, de los cuales el 50 por ciento son adultos tienen adeudo con la empresa productiva del estado por el consumo de energía eléctrica que toman de manera clandestina ante falta de medidores en los domicilios particulares por parte de la ex paraestatal.

La CFE calla por el robo de cables que en la ciudad ocurre, sin embargo a finales del año pasado el gobierno municipal confirmó que al menos en Ciudad del Carmen instalaciones eléctricas del Puente Zacatal y del Domo del Mar fueron robadas por "piratas" que saquearon estas dos infraestructuras urbanas y escaparon a bordo de lanchas.

En el caso del Puente Zacatal además de detenerse proyecto para reactivar su iluminación, por varios días durante diciembre pobladores de la Península de Atasta se quedaron sin energía eléctrica.