Se arriesgan a diario para asistir a clases

Lo nuestro
Typography

Vía fluvial es la única opción que tienen padres de familia de la Rivera de San Francisco para trasladar a sus hijos a la secundaria más cercana.

Aunque son pobladores de Campeche una decena de jóvenes cursa su educación secundaria en el vecino estado de Tabasco, cada mañana son trasladados en lancha, pero cuando hay mal tiempo no asisten a clases, existe un acuerdo con profesores de que los estudiantes se pondrán al corriente en sus clases, el fin es evitar arriesgarlos en el traslado.

Las familias de ésta comunidad de la Península de Atasta sustenta su economía en la pesca y se les complica reunir el recurso de la gasolina diaria que necesitan para llevar y traer a los estudiantes.

Al día requieren 30 litros de gasolina para que los jóvenes asistan a clases en la Barra de San Pedro,  en promedio cada padre de familia debe gastar 60 pesos, lo que a veces implica que no lleven dinero ni para comprarse agua.

El agente municipal de la Rivera de San Francisco, Andrés Chávez Reyes está en busca de apoyo para estos estudiantes, ha realizado sin éxito gestiones para obtener algunos litros de gasolina.

Mencionó que la mayoría de los jóvenes cuando mucho cursa su educación secundaria por la carencia de recursos y lejanía de escuelas de educación media superior, al obtener sus certificados de secundaria salen del poblado pero en busca de empleo.