Se disputan de terreno en 23 de Julio

Lo nuestro
Typography

 

Un grupo de vecinos se inconformaron a raíz de la imposición de la Comisión Estatal de Desarrollo de Suelo y Vivienda (CODESVI) de reubicar a cuatro familias a un terreno ubicado en la calle Puerto de Tuxpan por Almendros de la colonia 23 de Julio, el cual estaba contemplado para un parque

 

Los inconformes derribaron las estructuras de madera que se habían colocado para delimitar el área recién asignada, por lo que se apersonaron elementos de la policía municipal a quienes se les reclamó también que el área debe ser para uso recreativo de niños y jóvenes, pero ahora Codesvi los asignó a personas que no pudieron acomodar en  Bivalvo, ni en Ortiz Ávila.


Los niños gritaban “un parque, no casas”, mismos que eran acompañados por sus padres que tenían pancartas con las leyendas “Queremos un parque, no queremos casas”, el temor de los vecinos de la colonia 23 de Julio es que aumente la inseguridad ya que según Rosa Isela Arcos Hernández las colonias de donde vienen los reubicados son las que tienen mayor índice de inseguridad.

 

El predio esta en disputa desde el 2013 cuando un grupo de habitantes de la colonia Renovación segunda sección pretendían invadirlo, quienes fueron desalojados por la policía municipal en un intenso operativo donde se detuvo a varias personas que después fueron liberadas sin cargos, en ese momento las autoridades aseguraron que el predio estaba destinado para áreas verdes.

 

“Llegaron ahorita personas con la intención de realizar vivienda, porque vino personal de Codesvi a realizar medidas, esto con la intención de reubicar a invasores de la dos colonias conflictivas la Bivalvo y la Ortiz Ávila, lo cual a nosotros nos traerá problemas con el alza a la delincuencia en el lugar, situación que hemos combatido desde hace años manteniendo tranquila las calles en últimas fechas” declaró Rosa Isela Arcos Hernández.


Los ánimos se calentaron cuando una de las vecinas empezó a quitar varios postes de madera que eran instalados por los integrantes de las familias reubicadas, por lo que los afectados llamaron a la policía municipal, al lugar llegaron varias unidades tanto de la corporación estatal como de la policía local y calmaron a la población que esta en contra de que el terreno sea ocupado por ésta familias reubicadas.

 

Luego de un par de horas, los manifestantes se retiraron del predio en disputa pero Eddy Alejandro Pérez, Mary Osorio y Mari Cruz Damián Leyva señalaron que su lucha continuará y no permitirán que más personas sean instalada en las inmediaciones del terreno y advirtieron que exigirán a la nueva administración que les construya un parque recreativo para los niños y jóvenes de la colonia.

 

Aseguraron que se mantendrán firmes hasta que el área recreativa sea instalada, después de que por años han mantenido limpio el lugar para el beneficio de los niños y en caso de que favorezcan a terceras personas nuevamente tomaran medidas drásticas con tal de mantener la paz en la colonia.