Campeche tiene un problema con el tema del suicidio

Estado
Typography

Para centrar acciones preventivas en la problemática del suicidio, se requiere una estrategia nacional para la cual no hay recurso en el gobierno federal, ni en las entidades, por lo que es necesario trabajar en la creación de políticas públicas que fortalezcan las acciones de atención en el que se privilegie la contratación de los médicos de la especialidad en psiquiatría.

La vicepresidenta la Asociación de Suicidología de Latinoamérica y el Caribe (Asulac), Lery Marlene Betancourt Pérez explicó que la muerte autoinfligida es un tema multicausal abordado desde varias disciplinas, en la que en el Estado de Campeche reportó en el 2018, 69 suicidios, cifra que presenta una tasa mayor al 11 por ciento, de la media nacional.

“Campeche tiene un problema con el tema del suicidio, sus tasas están por encima de la media nacional desde hace años. La tendencia es al alza y sus autoridades así como sus instituciones deben trabajar arduamente en fortalecer programas o planes destinados a la prevención, intervención en crisis y seguimiento de personas que intentan quitarse la vida, de realizar trabajo de campo en amigos, familiares o personas cercanas de las personas que lograron su fin, con la plena convicción de evitar una muerte más y dar seguimiento permanente” dijo.

El grupo etario que decide suicidarse entre los jóvenes de 15 a 24 años; en el caso de las mujeres que lo logran es de 15 a 19 años y en el de los hombres, de 20 a 24 años. Un tercio de los suicidios se dan en esa edad a nivel nacional y la entidad no esta exenta de estas características.

La especialista en el tema comentó que el suicidio como problema de salud no tiene asignado un recurso económico para trabajar, sino se etiqueta de manera general a la atención de la salud, de este gran total se asigna un dos por ciento a la salud mental y el 80 por ciento de este se canaliza a un hospital psiquiátrico y de este el 60 por ciento se destina a la atención especializada en psiquiatría de forma ambulatoria cuando en algunos casos debe ser, de internamiento.

Betancourt Pérez aseguró que el tema de la salud mental es un tabú, tanto así que hablar del suicidio se asegura que provoca más casos, al igual que si se dice o no que la persona que lo intenta, lo dice a sus amigos o familiares, la verdad, a decir, de la entrevistada es que todos y todas requieren de atención psicológica o psiquiátrica, según el caso que se presente y que acudir a estos profesionales es normal, no de estar locos o desquiciados de la cabeza.

Actualmente diversas instituciones de varios estados de la república han conformado el Frente Nacional de Prevención del Suicidio, en el que sostendrán reuniones con diversas secretarias, instituciones, legisladores, entre otros, para elaborar un protocolo de intervención preventiva a la que se asigne recurso el próximo 2020 y se tengan mejores resultados en la intervención oportuna de casos y con ella la disminución de las tasas a nivel nacional de suicidio.

La presencia de la Asociación de Suicidología de Latinoamérica y el Caribe (Asulac) en la cabecera municipal de Carmen obedece a una formación a 44 tutores de la universidad en la isla, en la que estos profesionales cuentan con la herramienta para identificar factores y señalas de riesgo para atender a los jóvenes en caso de crisis o intento de suicidio.