Baja venta de agua purificada

Pese a que se creía que con la contingencia sanitaria y el aislamiento domiciliario se consumiría más agua purificada al estar toda la familia reunida, de acuerdo a vendedores, esto no ha sido así.

Víctor Félix Vargas, comerciante del giro, informó que previo a la pandemia vendía más de 200 garrafones al día, sin embargo, desde hace un mes sus ventas han caído hasta en un 40 por ciento, lo que afecta a su economía.

“Ahorita pues está baja la venta porque mucha gente no viene a comprar agua aquí en el establecimiento, a veces las motos venden porque pues van hasta las casas donde la gente sale a comprar, hay días buenos que si se venden en las motos y hay días que está más o menos, pero la vamos pasando”.

De acuerdo al comerciante, esperan que el tema del COVID-19 pase pronto, pues esto permitiría la reactivación de muchos sectores que se han visto afectados.

“Que se mejore y regresemos a nuestra vida que era antes, ahorita no somos libres porque hay gente que permanece encerrados en sus casas, nosotros porque tenemos que trabajar ya que estamos conscientes de que la gente necesita el agua purificada, es una actividad esencial”.

Félix Vargas, agregó que mantendrá abierto el local hasta que reciban indicaciones de cierre por parte de las autoridades sanitarias, hasta entonces, han reforzado las medidas higiénicas incluso con los repartidores que recorren las diferentes colonias de la ciudad dado a que están expuestos a un contagio, deben usar cubrebocas, pero además constantemente aplicarse gel antibacterial ante el contacto con dinero.

En Ciudad del Carmen, son varias empresas las que comercializan botellones de agua purificada, los cuales van desde los 10 hasta los 32 pesos, por lo que de acuerdo al comerciante, depende de la capacidad económica de las familias, la marca de agua que compra, sin embargo, reconoció que con lo de la contingencia si en casas les compraban entre tres y cinco garrafones, han bajado a solo dos los que les compran.