Ya nos acostumbramos a vivir en la “porquería”: vecinos de Villas de San José

Vecinos del fraccionamiento Villas de San José aseguran ya se acostumbraron a vivir entre “la porquería”, al referirse que, con las constantes lluvias, las aguas negras no solo corren por las calles, sino también brota dentro de las casas.

Al señalar que desde hace una década cuando adquirieron sus viviendas, nunca se imaginaron lo que empezarían a vivir cinco años después con el rebosamiento del drenaje, en el que se mezcla el agua pluvial con las aguas negras, lo que ha provocado que quienes viven en la avenida Abasolo y calles como de Santa Lucía, Santo Domingo, Santa Teresa y Santo Tomás, respiren las 24 horas fétidos olores.

En los últimos cinco años, aseguran solo han recibido promesas de solución a este problema que originalmente es responsabilidad de la constructora Su Casa, al colocar un drenaje deficiente y no entregar a tiempo la planta tratadora de aguas justamente por incumplir los requerimientos ambientales, porque no las procesa y las acumula en las calles y casas del fraccionamiento.

Ante esto, Jesús Chico Reyes, quien ha agrupado a varios vecinos en busca de una solución, aseguró que han solicitado la solución del problema en diversas instancias.

“Es inaudito y le digo eso porque nosotros ya nos acostumbramos a vivir así porque ya no tenemos a quién decirle y que nos hagan caso, tenemos 10 años viviendo aquí, desde hace cinco esto se ha recrudecido”

“La verdad que no se vale porque somos gente, somos personas, no somos animales, ni somos cochinos, ni somos gallinas, somos gente, como para vivir en esta porquería, pero eso sí, si nos cobran nuestros impuestos”, sostuvo.

Chico Reyes, explicó que la falta de operación correcta de la planta tratadora de aguas residuales, las tuberías miniaturas y que se haya construido un fraccionamiento justo al lado de Villas de San José donde viven unas 3 mil familias, está haciendo que este problema vaya incrementando, sobre todo que esté enfermando a las personas, al respirar día y noche fétidos olores.