La despiden por su embarazo durante pandemia

Embarazada, una joven mujer  fue despedida sin una explicación  de tienda departamental ubicada en Plaza Zentralia durante pandemia del Covid 19.

Con lágrimas en los ojos, la madre soltera  de dos hijos, que en la tienda se desempeñaba en el área de limpieza, mencionó que cuando en  la ciudad se suspendieron actividades por la pandemia del Covid 19, su jefa inmediata le pidió  evitar  salir de su domicilio ante riesgo que para su  embarazo representaba el virus.

La jefa inmediata le  solicitó documento mediante el cual comprobara su estado de gravidez y  pudiera  quedarse en su casa,  “me dijeron que tenía que irme a mi casa por la pandemia pero que tenía que justificar mi embarazo,  como no trabajaba primero  me bajaron el salario   y luego me dejaron de pagar en mayo sin que nadie me avisara nada, fui al cajero y estaba en cero la tarjeta, debía comprar leche y pañales  pero ya no tenía dinero”.

Sin salario, la mujer le habló a su jefa inmediata  para pedirle una explicación, la cual le contestó que con ella no debía tratar asuntos de salario, recurrió a personal de más alto nivel  en Carmen sin que le dieran una respuesta, contactó a representante de la empresa con residencia en Guadalajara quien le respondió que “ no le iban a pagar porque no estaba dejando la vida en la tienda departamental, hasta que labores te vamos a pagar” le dijo.

La mujer se enteró que el pasado 12 de octubre fue dada de baja como empleada de la tienda, seis días después nació su segundo hijo  sin tener acceso al seguro social, recibió apoyo de una familia en Carmen para que médico particular la atendiera.

Vendiendo tamales  u otros productos  y con la ayuda de su madre, actualmente A. del C. intenta salir adelante con la manutención de sus dos hijos que requieren de  pañales y leche, pidió justicia ante el despido injustificado que sufrió  de la empresa para la que  tenía trabajando  dos años, esto antes de que el virus del Sars Cov- 2 suspendiera actividades en la isla.

“Justicia pido ante el despido  laboral que sufrí, no tengo quien  me apoye,  ahorita sólo tengo a mi mamá, estoy desesperada,  necesito trabajar y ganar para la comida y manutención de mis hijos”, dijo  la mujer mientras limpiaba las lágrimas que rodaban por sus mejillas.