Sector hotelero busca respaldo de gobierno local

Al asegurar que el Ayuntamiento de Carmen está dispuesto a trabajar de la mano con los empresarios del sector servicios, considerado uno de los más afectados por la pandemia por Covid-19, la Presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles en Carmen, Victoria Álvarez Casanova, dio a conocer que en una semana más se darán a conocer los esquemas de apoyos municipales para este ramo.

En entrevista, dijo que hace dos días de nueva cuenta sostuvieron un encuentro con el edil, en el que insistieron en que hoy más que nunca buscan un respaldo que los ayude a sobrellevar la crisis que ha enfrentado por la pandemia por Covid-19, en donde, aun sin ocupación, han tenido que sostener la nómina y los impuestos que no han frenado.

A decir, de Álvarez Casanova, esperan en una semana obtener una respuesta favorable a sus peticiones en temas como pago por el predial, uso de suelo, anuncios y costos de trámites ante protección civil.

“Estamos platicando, tenemos muchas cosas que definir porque esta pandemia no ha sido nada fácil, realmente ha sido muy devastadora y ha llevado a muchos hoteles a la quiebra, por tal motivo tenemos siete días en respuesta y ahorita pues acordamos que ya van dos días”, dijo.

Reconoció que los momentos que atraviesan son complejos pues si bien es cierto, están siendo carcomidos los hoteles locales por los de cadena, en momentos donde no hay turismo y solo se agarran de lo que genera la industria petrolera, los ingresos por la ocupación, son únicamente para pagar salarios.

La dirigente del sector hotelero, dijo que los hoteles que han hecho mayúsculos esfuerzos por mantenerse en pie y no deslindarse de sus empleados, están enfrentando severas dificultades específicamente por el pago de prestaciones como son la cuotas obrero-patronales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo que ha llevado a embargos y a preocupaciones de algunos otros empresarios del ramo que ya recibieron notificaciones.

Agregó que el panorama el muy complejo pues para poder mantenerse a flote requieren recursos y si la poca ocupación la requieren para salarios e insumos básicos como energía eléctrica, ingresos no quedan para pagar impuestos municipales tan altos como el predial que es la base para solventar otros como licencia de funcionamiento, uso de suelo, protección civil, medioambiente, entre otros.