Incendios no cesan, por eso el olor a quemado y la bruma

En Ciudad del Carmen ya son dos semanas en las que se percibe olor a quemado y el ambiente se torna brumoso, de acuerdo al Director de Protección Civil, Jorge Sarricolea Chablé, además de la quema de pastizales y basura, ahora se suman incendios en países de Centroamérica donde las corrientes de aire están afectando a Campeche.

“El humo y la bruma que sentimos se genera en todo el estado y hoy en día también vamos a aumentarle que nos han pasado los reportes que ha estado monitoreando la Secretaría de Medioambiente, donde nos comunica que hay una serie de quemas en países como es Honduras, Belice, Guatemala, en el cual los vientos han estado trayendo también ese humo y olor que desagrada a la ciudadanía”.

Ante esta situación y las afectaciones que pueda traer a las vías respiratorias, Protección Civil, exhortó a la ciudadanía tomar algunas precauciones desde casa.

“Es importante prevenir el tema en casa, si perciben el olor a quemado y les afecte en las vías respiratorias, es necesario cerrar puertas y ventanas, pero además colocar trapos húmedos, en estos momentos ayuda que no debemos salir más que a lo esencial a la calle y el uso de cubrebocas, pero es necesario tomar precauciones”, insistió.

Protección Civil reporta que atienden más de un incendio de pastizal y de basura en Ciudad del Carmen de forma diaria, por lo que insisten en la necesidad de que las personas dejen de cometer este delito que además de poner en riesgo la vida, la salud, también lo hace con el patrimonio de las familias.

Sarricolea Chablé, agregó que se mantiene el monitoreo de puntos de calor en todo el municipio de Carmen, en su mayoría se reportan en los tramos de la carretera Carmen-Puerto Real, la Península de Atasta, pero también en la región de Sabancuy. Recordó que como es temporada de quemas, la ciudadanía sigue realizando la actividad pese a que se ha pedido por parte de la Secretaría de Medioambiente que se detengan.

A decir del funcionario, la bruma se esfumará cuando caigan las primeras lluvias, o sea, cuando empiece la temporada de precipitaciones a fines de mayo o principios de junio, por lo que este fenómeno ambiental se verá muchos días más.