Petroleros tienen más necesidad que miedo de enfermarse de COVID-19

Son casi un centenar de trabajadores de plataformas y embarcaciones en la Sonda de Campeche los que han sido traídos a tierra por presentar cuadros febriles y otros síntomas de COVID-19. Algunos han dado positivos y otros se mantienen en cuarentena o como casos sospechosos.

Sin embargo, la actividad del rubro energético, la más importante para Campeche y para el país no se detiene. Los trabajadores de este sector saben del riesgo que enfrentan al “subir a bordo” pero aun así reconocen que es indispensable para mantener a sus familias.

Así lo explicó, Lázaro Sánchez Hernández, obrero que tiene 12 años en esta actividad. Con respecto al tema del coronavirus, asegura no tener miedo, pues su preocupación principal es como llevar el sustento a su esposa e hijos.

“Miedo me da quedarme sin mi empleo porque si no trabaja uno, no le lleva el sustento a su familia, ya Dios decide si te va a pegar o no esta enfermedad, pero uno tiene que salir por el sustento de su familia”, insistió.

En tanto, Michelle Cruz Jiménez, confía en que poniendo en práctica todas las medidas preventivas para evitar el contagio, saldrá librada de su guardia y podrá regresar a casa con bien y con los ingresos necesarios para su manutención, ya que asegura es lo más importante.

“Es el riesgo del trabajador, sino subimos la familia no come, ese es el problema, pero debo reconocer que sí, mi familia está un poco preocupada, pero así como es ahora esta enfermedad, están otras situaciones de nuestro empleo en altamar”.

Aun con el riesgo que representa su labor por el hecho de ser costa afuera, ahora el COVID-19 los obliga a extremar medidas preventivas. De acuerdo a otros trabajadores esta situación, esperan pase pronto y toda la población esté libre de coronavirus, como lo externó, Patricia del Valle Gómez.

“Si uno va con todas las medidas de seguridad pues yo digo que no pasa nada, es decir, pasa segundo plano la enfermedad, en estos momentos, a unos minutos de abordar puedo decir que no siento miedo, pero yo creo que va llegar el momento que va a pasar todo esto”.

En tanto, Avenego Casango Ramírez, los últimos tres años ha estado subiendo a plataformas como ayudante, el dice que sin duda su familia le externa el temor de que al subir a la guardia resulte infectado, pero el pese al miedo, sabe que debe cumplir, pues sus hijos requieren de alimentos.

“Pues si hay temor pero ya sabe el trabajo así es, tiene uno que salir adelante por la familia, no queda otra opción, solo confío que esto va a pasar, esto es temporal”.