septiembre 29, 2020

Barcos camaroneros de Campeche no saldrán a la captura

Barcos camaroneros en  el estado se negaron  salir a la pesca de camarón a pesar de que este martes 15 de septiembre terminó la veda en aguas de Tamaulipas, la falta de recursos para la compra de diésel fue el principal motivo, informó Adolfo Hernández Maldonado, presidente de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras de Altura en Ciudad del Carmen.

Este martes en reunión que tengan los agremiados a la agrupación  en Carmen acordaran unirse al movimiento que sus homólogos realizan en la capital del país ante falta de apoyo para el sector por parte del gobierno federal.

Las acciones que en estos días lleven a cabo decidirán si  saldrán a la captura del camarón el próximo  30 de septiembre en la Sonda de Campeche cuando se termine la veda  para la captura del crustáceo.

En el estado son 98 las embarcaciones camaroneras las que registra la flota pesquera de altura, de los cuales solo ocho son de Carmen,  cantidad  a la que se redujo la importante industria pesquera que la isla algún día tuvo y se estimó en más de 500 embarcaciones antes de la llegada de Petróleos Mexicanos a la Sonda de Campeche.

“Se quedan sin trabajo cientos de camaroneros ante oídos sordos que muestra el gobierno federal al que le hemos hecho llegar peticiones, la federación nos ha quitado apoyos este año y no hay nada para el 2021, la gente se quedará sin trabajo porque barcos no saldrán a la pesca de camarón”.

Hernández Maldonado señaló que este miércoles un grupo de 80  camaroneros de Carmen saldrán a la capital del estado para unirse al movimiento que realizan pescadores de altura en contra del gobierno federal que incumplió sus promesas de fortalecer la industria camaronera.

Es importante señalar que en los últimos 15 años debido al  Programa de Retiro Voluntario que la Comisión  Nacional de Pesca ofertó a los camaroneros a cambio de recursos  empezó la desaparición de las embarcaciones en la isla.

De acuerdo a la Conapesca en el 2005 en todo el país se retiraron 216 embarcaciones y en el 2006 se sumarían  52 más, dando un total de 268 barcos retirados de la actividad los cuales contaban con 216 permisos de pesca vigentes de 1 a 4 años y 52 contaban con concesiones con una vigencia de 20 años.