septiembre 29, 2020

Indigente se pone agresivo atenta contra transeúntes y policías

Un agente de la dirección de seguridad pública accionó su arma al menos dos ocasiones en contra de un indigente, quien intentó agredirlo con un punzón.

El incidente ocurrió en el estacionamiento Tamarindo situado en el Centro, lugar a donde arribaron elementos de la Guardia Nacional y paramédicos de la Cruz Roja mexicana para valorar al lesionado.

Alrededor de las 11:10 de la mañana, ciudadanos solicitaron apoyo policíaco, porque un hombre en situación de calle, quien llevaba consigo un filoso cuchillo estaba agrediendo a transeúntes, incluso intentó despojar de sus pertenencias a una joven quien por fortuna salió corriendo para no ser asaltada.

Agentes de la dirección de seguridad pública arribaron hasta la calle 20 donde se encontraba al acusado, quien al ver a los policías comenzó a correr con rumbo a la calle 35 entre calle 20 y 22 para esconderse en uno de los puestos del Tamarindo, los oficiales lograron ver dónde se introdujo y le dieron alcance para tratar de dialogar con él.

El hombre al sentirse acorralado sacó el arma punzocortante y se le abalanzó al policía para tratar herirlo en el abdomen, este desenfundó su arma e hirió al hombre en la mano donde portaba el cuchillo, aún así el sujeto se cambió de mano el cuchillo e intentó lesionar a otro elemento policíaco recibiendo un segundo disparó en la pierna.

El indigente quedó ensangrentado frente a un puesto de dulces, fue necesaria la valoración de paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, quienes decidieron trasladarlo a la sala de urgencias del hospital general para su atención inmediata.

Bajo custodia recibió atención médica para luego trasladarlo a la vicefiscalía de justicia en Carmen por agresiones e intento de homicidio con arma blanca a un agente de la policía.

A pesar de las lesiones y de que paramédicos llegaron en su auxilio, continuaba incontrolable y forcejeando con paramédicos ya que no quería ser trasladado.

Paramédicos lo inmovilizaron en la camilla, sin lograr controlar su agresión, ni quitarle la idea de zafarse de la tablilla, tuvo que ser sometido por los mismos agentes y paramédicos.