Regresan abuelitos como empacadores voluntarios

No importando que sean parte de un grupo vulnerable a contagios por Covid-19, la cadena de supermercados Chedraui permitió que adultos mayores regresaran a trabajar como empacadores voluntarios, pero además de ello les exigió la adquisición de caretas y cubrebocas, arriesgándose ante la necesidad al menos unos 40 abuelitos están en activo.

Así lo dio a conocer, Silvia Orlaineta García, Coordinadora del INAPAM en Carmen, al señalar que fueron algunos clientes de esos supermercados quienes observaron a los abuelitos empacando las compras y dieron parte a la autoridad, situación que el centro comercial nunca notificó y que aparentemente es un problema a nivel nacional.

“Nunca nos avisó a nosotros que iba a mandar a llamar a los abuelos, porque nosotros todavía no tenemos la orden que nuestros abuelos regresen a trabajar de hecho ningún supermercado lo ha hecho precisamente porque para salvaguardar, la salud de nuestros abuelos, Chedraui sí lo hizo”, sostuvo.

Agregó que también los condicionó a que para poder laborar como empacadores voluntarios deberían adquirir careta y cubrebocas, situación a la cual recurrieron los adultos mayores pues desafortunadamente muchos abuelitos han pasado meses difíciles por falta de ingresos económicos ya que muchos no tienen quien los apoye.

“Se están arriesgando mucho por el contacto con tantas personas, sabemos lo que representan los supermercados en cuanto a contagios, pero muchos de ellos están desesperados porque es la única manera que tienen para vivir”, dijo.

La coordinadora de INAPAM, dijo que si bien es cierto son casi 40 adultos mayores los que están en ambas tiendas, la realidad es que no todos acudieron al llamado de Chedraui, pues a muchos sus hijos no les permitieron acudir a trabajar, sin embargo, dijo que aquellos hijos cuyos papás son empacadores voluntarios no los dejen acudir y los apoyen un tiempo más mientras se controla la pandemia.