Acatar medidas sanitarias ha costado enfrentamientos entre locatarios del mercado

En el mercado Alonso Felipe de Andrade no bajaremos la guardia en cuanto a medidas sanitarias aunque esto represente confrontaciones entre locatarios y usuarios, dijo Jorge Simón Díaz, Presidente de la Unión de Locatarios del centro de abasto.

“El hecho de que se haya cambiado a semáforo amarillo, no quiere decir que esto ya haya terminado, hay gente que por más que hemos luchado para tome las medidas preventivas les vale, hay gente que no hace caso”, dijo.

Aunque este color pareciera una buena señal, aseguró que nadie puede confiarse y relajarse ya que cuando se pasó de rojo a naranja la gente se paseaba como si nada a tal grado que durante las semanas anteriores cada vez eran más personas las enfermas de Covid-19.

“El acatar las medidas sanitarias nos ha costado enfrentamientos entre usuarios y los mismos locatarios, por tal motivo los comerciantes vamos a seguir con todas las medidas preventivas hasta el final, hasta que alguien nos diga que esto ya se acabó”, insistió.

Simón Díaz, reconoció que los fines de semana el mercado Alonso Felipe de Andrade se ha convertido en el centro de relajación de las familias, al estar cerrados la mayoría de los espacios públicos como playas y parques, por lo que la gente busca un lugar para comer que no sean las paredes de su hogar, ya que tras cinco meses de encierro, la gente no puede con más.

“Sabemos del riesgo que se tiene porque la gente viene y hay quienes si acatan las medidas, pero están los que a estas alturas siguen creyendo que lo del Covid es mentira, entonces, si se va a regresar a la nueva normalidad que sea con prudencia, de lo contrario regresaremos a naranja y no nos va a ir nada bien”, finalizó.