septiembre 30, 2020

Playa Norte con zonas de erosión hasta 61 metros

Retroceso en la línea de costa y zonas con alta erosión, acreción y perdida de vegetación en Ciudad del Carmen y la Laguna de Términos, son los resultados de un estudio elaborado por estudiantes de la Generación 2019-2021 de la maestría en Ciencias en Restauración Ecológica de la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR).

La conferencia virtual “Cambios en la línea de costa de Isla del Carmen, México (1993-2020)”, la cual se llevó a cabo este viernes 7 de agosto mostró los alcances del trabajo realizado por Abigail Uribe Martínez, Diana Carrillo Cruz, Héctor Ovalles Cruz, Claira Coello Rondón, Sandra Gallegos Fernández y Jorge Trujillo Córdova, bajo la asesoría del Doctor Eduardo Cuevas, quien imparte la asignatura de Sistemas de Información Geográfica y Sensores Remotos para el manejo y Conservación de la Zona Costera.

En la explicación se muestran imágenes satelitales de lo que era la isla en 1993 y lo que actualmente enfrenta, causas naturales y de crecimiento urbano han dejado estragos.

Se detalló que existen zonas puntuales de mayor erosión, como por ejemplo en la zona de Playa Norte de hasta 61 metros. En las inmediaciones de API de aproximadamente 40 metros. En tanto en la zona sur es el área aledaña al Jardín Botánico con casi 40 metros.

En cuanto a la perdida de vegetación las colonias 23 de Julio y Las Pilas reflejan hasta 276.52 metros en su máximo y 84.30 en promedio. En la zona sur pese a la erosión que refleja se tuvo una pérdida de 64.09 metros.

En el sustento del trabajo, la zona noreste fue identificada como la zona de mayor acreción, posiblemente por un factor antropogenico o naturales, los primeros podrían relacionarse con la presencia de Puerto Industrial y su canal de navegación.

De acuerdo a los especialistas este documento es una manera de ofrecer información a los tomadores de decisiones en policías públicas relacionadas con el medioambiente, pues al tenerse efectos negativos se tiene la gran amenaza del impacto de fenómenos meteorológicos o la elevación en el nivel del mar.

Entre los retos que plantea el estudio se encuentran la integración de estudios sobre abundancia de tipos de vegetación en fragmentos, estudios prospectivos de puntos estratégicos para validar los procesos de erosión, acreción y perímetro de vegetación, pero además brinda las bases técnicas y científicas para planes de restauración de los ecosistemas costeros.

Sugirieron que para que se tenga éxito en la recuperación del ecosistema es necesaria la suma de esfuerzos, incluyendo de otros especialistas que aporten estrategias que puedan ser consideradas dentro de los planes y programas de los gobiernos y de esa forma se frene el impacto negativo tano en la isla como en el Laguna de Términos.