septiembre 30, 2020

El distanciamiento y el festejo por el día del abuelo

El distanciamiento social aun con nuestros seres más queridos ha hecho más difícil la pandemia, en este escenario aparecen los abuelos, altamente vulnerables a contraer Covid por su edad, esto orillará a que el festejo por su día sea distinto.

Nostalgia, emociones contenidas, y sobre todo ganas de poder abrazarse y besarse, son parte de esos sentimientos encontrados que enfrentaremos al momento de querer celebrar el día del abuelo. En muchos casos no se vive en la misma ciudad y esto es tal vez manejable, pero vivir en la misma ciudad o incluso en la misma casa y no demostrar ese afecto o celebrar, resulta complicado.

Los abuelos son esos seres que tan solo de verlos dan ganas de abrazarlos, de besarlos, de sentarse por horas a escuchar sus anécdotas, en otros casos a asistirlos por si están enfermos, pero al final, están vivos, ahí junto a sus hijos o nietos.

Este 2020 la pandemia ha marcado la historia y el día del abuelo no podrá celebrarse igual, para ello, el INAPAM en Carmen está organizando una serie de actividades virtuales que permita destacar la importancia del adulto mayor en la sociedad, pero además reconocerles sus derechos y ese cuidado que se debe de tener entorno al Covid.

Silvia Orlaineta García, Coordinadora de INAPAM dijo en los próximos días se darán a conocer los horarios de las actividades que serán transmitidas por las redes sociales oficiales del DIF, donde los hijos y nietos podrán pasar tiempo de calidad con los abuelitos y de esta forma no pasar desapercibido agosto, mes del adulto mayor. Dentro de las cápsulas que INAPAM busca compartir están manualidad, clases de danzón, ejercicio, charlas sobre derechos y cuidados, entre otras.

“Los nietos y los abuelos, unidos por un fuerte e incondicional vínculo, han tenido que reinventarse durante el Covid para seguir en contacto, esto es que aprendan a usar teléfonos inteligentes para las videollamadas, por eso hacemos el exhorto a que sigan las publicaciones y participen con sus abuelos”, concluyó Orlaineta García.