septiembre 30, 2020

En Carmen aumentó a un 300% el costo de medicamentos para covid

Cada vez se encarece más el costo de medicinas e insumos para el tratamiento a enfermos de Covid, lo cual se debe a que los proveedores y transportistas dan ultimátum a farmacias para adquirir producto de contado y con costos de envío que muchas veces igualan el precio de los productos.

Desde hace varias semanas en Ciudad del Carmen es complicado conseguir algunos medicamentos como la Azitromicina, pero así también el Oseltamivir que al día de hoy no tienen surtido.

Los tanques de oxígeno también han escaseado en la compra y las empresas proveedoras han determinado rentar el equipo que ayuda a enfermos con dificultad respiratoria.

Gloria Aguilar de Ita, propietaria de la Farmacia “Gloria” ubicada en la calle 35 narró a Agencia SIEN el estrés al que se ha enfrentado el personal de su negocio pues durante todo el día reciben a cientos de personas desesperadas por conseguir los medicamentos para tratar a un familiar y con la principal problemática de no tener entre tres y cuatro mil pesos para surtir la receta.

Explicó que es “horrible” el costo que actualmente tienen algunos insumos y medicamentos y es que una botella de alcohol de costar 14 pesos, pasó hasta los 120 pesos, los termómetros que se conseguían en 125 pesos pueden llegar a costar hasta 500 pesos según la marca, mismo esquema que se presenta con los oxímetros y los medicamentos específicos para tratar la enfermedad.

Señaló que analizando los costos actuales de algunas medicinas se han percatado que el incremento es de hasta el 300 por ciento y en el caso de los tanques de oxígeno los cuales se vendían en su farmacia a un costo de hasta tres mil pesos, al día de hoy están llegando a costar a ocho mil pesos.

Desafortunadamente además del elevado precio se ha presentado el desabasto, dijo que hace una semana la Azitromicina no se encontraba en farmacias, hoy es el Oseltamivir y los tanques de oxígeno cuyos manómetros, según los proveedores no hay en todo el país y por eso no se los están surtiendo.

Aguilar de Ita, dijo que las farmacias locales no compran a los laboratorios, sino, son mayoristas quienes por este tema de la pandemia además de incrementar en un alto porcentaje los costos, han cambiado el mecanismo, antes les daban 30 días para pagar el producto y ahora, si no hay pago por adelantado o contraentrega no existe compromiso de que les llegue.

Además que a esto se les ha sumado que las empresas de paquetería abusan en el traslado y en ocasiones por una sola caja cuyo valor del producto es de tres mil pesos, el envío se los cobran a un costo muy similar lo que hace que el valor que le deben de dar al público se duplica pues de alguna manera se debe de garantizar que el producto le llegue al paciente.

Lamentó que en este proceso no exista el acompañamiento de la PROFECO, pues no existe una regulación ni a los mayoristas y tampoco a las empresas de transporte de paquetería que han excedido los precios.