septiembre 30, 2020

Los mandan a la calle y un hombre se aprovecha de los menores

Un hombre resultó severamente golpeado por una multitud enardecida quienes lo señalaban como ser el presunto autor intelectual de la violación a una niña. La fuerte golpiza se registró al final de la avenida Contadores lugar donde es conocido como jardín botánico y/o Estero Pargos.

La situación inició desde la mañana según los familiares de una niña y un menor de aproximadamente 9 y 10 años de edad los mandaron a comprar cocos esto en la colonia 23 de Julio, pero al pasar las horas los menores nunca regresaron a sus casas por lo cual comenzó una intensa búsqueda entre, conocidos y amigos de la familia.

Alrededor de las 15:00 la búsqueda concluyó al final de la avenida Contadores en un lugar en el jardín botánico pegado a la playa, donde después de varias horas de estar desaparecidos los menores salieron a las calles por lo cual fueron auxiliados por ciudadanos quienes reportaron a la policía.

Según la versión de los menores después de que salieron del domicilio en la colonia 23 de Julio y al no encontrar cocos un hombre de la tercera edad les dijo a los niños que él tenía muchos cocos en su domicilio, por lo cual a base de engaños y amenazas este los habría subido una combi colectiva para llevarlos hasta la zona de la playa al final de la Contadores donde presuntamente ocurrió la violación.

Tras la llegada de los familiares la búsqueda del presunto responsable continuaba en pie, los menores afectados narraron a sus familiares que un hombre mayor de edad complexión delgada con pelo largo y gorra los había llevado hasta ese punto de la playa, al niño lo amarró a un árbol mientras que abusaba sexualmente de su hermanita quién presuntamente tenía manchas de sangre en la ropa.

Vecinos y familiares se adentraron hasta la zona del manglar cercana a la playa donde presuntamente encontraron al hombre con las características que los menores habían relatado por lo cual empezaron a golpearlo, según la versión del señalado le pegaron con palos patadas y planazos de machete manifestando que él no era el responsable que él únicamente se encontraba descansando tomando un poco de sombra.

Hasta el lugar arribaron agentes de la Policía Estatal Preventiva quienes aseguraron al sujeto golpeado por los familiares quien presentaba manchas de sangre en la playera así como un machetazo en el área del pecho y golpes contusos mientras que los menores fueron llevados a bordo de otra radiopatrulla hasta la vicefiscalía donde serían revisados por un médico legista quién determinaría si se concibió la violación o no.

Mientras los menores serán revisados en la vicefiscalía de justicia en Carmen el hombre se encontraba asegurado por los agentes estatales pero éste manifestaba una y otra vez que él no era el responsable que él trabaja en una tortillería y que tiene problemas en la próstata el cual carece de placer sexual.

20 minutos después arribó uno de los menores acompañados de sus papas hasta el lugar donde tenían al detenido al tener frente a frente al presunto el menor de edad dijo que ese hombre que tenía enfrente no era y que no lo conocía, que él se acuerda de qué señor fue. Por lo cual los elementos estatales dialogaron con los familiares de los menores y procedieron a dejar en libertad al hombre señalado.

Al no haber ningún detenido los familiares manifestaron que seguirán con las investigaciones y en la búsqueda del presunto responsable pues alguien tiene que pagar por este hecho tan reprobable.