Encuentran a asaltante por el rastro de sangre

Un hombre fue acorralado por el vigilante de un Oxxo luego de ingresar y amenazar con una pistola a empleados para robarse el dinero en efectivo, el vigilante cerró por dentro la puerta para que el sujeto no saliera, al verse acorralado rompió el cristal a patadas y puñetazos.

En su intento por escapar, se lesionó una mano con los cristales y fue dejando rastros de sangre, las cuales fueron piezas claves para que agentes estatales lo encontrarán en el interior de un domicilio.

El incidente ocurrió poco antes de las 11:00 horas, a los minutos alertaron con una llamada a la central del 9-1-1, solicitaron apoyo a la sucursal en la avenida Isla de Tris por calle Gonzalo Velázquez de la colonia Compositores.

De acuerdo al relato de los empleados, mientras el presunto delincuente amenazaba a las cajeras y les exigía teléfonos celulares y el dinero, el vigilante aprovechó para cerrar la puerta por dentro y tratar de acorralar al delincuente.

Al lugar arribaron al menos tres patrullas de la Policía Estatal Preventiva (PEP), quienes de inmediato acordonaron la entrada y procedieron a realizar un operativo exprés, siguieron el rastro de sangre hasta un domicilio situado en calles cercanas.

Vecinos en ese momento acusaron al responsable, y señalaron que en la colonia también los trae asoleados, de inmediato los agentes aseguraron al sujeto quien aun traía el efectivo robado en la tienda de autoservicio, así como dos celulares.

Cabe señalar que el detenido, golpeó al vigilante para que volviera a abrir la puerta, por ello la rompió. Cabe señalar que en el Ministerio Público se encontró relación del sujeto con otros siete asaltos.