Al menos 6 mil 816 empleos pérdidos durante contigencia de Covid-19

El virus del Sars Cov 2 desde marzo pasado que se identificó el primer caso en Campeche ha dejado luto en al menos 406 familias, trajo consigo desempleo, crisis económica, la cancelación de múltiples actividades e incertidumbre.

De acuerdo a estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en febrero la cifra de asegurados asociados a un empleo era de 134 mil 890 en la entidad, se estaban recuperando empleos luego de la crisis del sector energético que impactó duro al municipio de Carmen, pero con la llegada de la enfermedad del coronavirus para junio el IMSS restaba a sus cifras 6 mil 816 asegurados.

En marzo cuando se conocía de los primeros casos de Covid-19 en Carmen, Alexander estaba a bordo de una plataforma petrolera, le avisaron que debía cumplir 28 días costa afuera para evitar movimiento de personal y contagios.

En tierra la compañía que le presta servicios a Petróleos Mexicanos lo recibió con la noticia de que su contrato estaba cancelado hasta nuevo aviso, que por sana distancia no estarían recibiendo en oficinas a personal para trámites, toda la comunicación para pago de prestaciones y avisos ha sido por redes sociales , más lenta y a disposición del tiempo y ganas de quien atiende.

La necesidad de llevar el sustento a casa, lo regresó a la práctica de un antiguo oficio, ahora construye muebles de madera y poco a poco sus vecinos le han acercado objetos para reparar ó le encargan muebles.

Sus ingresos apenas son  suficientes para alimentar a los cuatro miembros de su familia, lo que más le preocupación es de dónde sacará para cubrir los gastos médicos si alguien enferma, porque además cada semana el costo del tratamiento contra coronavirus es mayor y eso le causa estrés.

En comunidades de la Península de Atasta decenas de pobladores que solían trabajar para la industria petrolera se están apoyando en actividades pesqueras, de acuacultura y agricultura, el desempleo ha proliferado.

Se conocen cifras de desempleo pero sólo de aquellos que tenían seguridad social, existe un subregistro de quienes gozaban de un empleo formal pero sin estar dados de alta ante el IMSS, en ambos casos se están respaldando en oficios, el comercio informal o la elaboración de alimentos, pero consiguen para llevarle alimentos a sus hijos.

También te puede interesar