Programa federal dará desde 35 hasta 90 mil pesos para apoyo en vivienda

El programa federal “Reconstrucción Emergente de Vivienda” otorgará a más de tres mil 900 hogares carmelitas desde 35 hasta 90 mil pesos para poder mejorar las condiciones de infraestructura de sus casas.

De acuerdo a Vicente Guerrero del Rivero, Subdelegado de Programas Federales en la Zona Sur, Campeche forma parte de los 15 estados seleccionados para la implementación del programa, pero en la entidad solo cinco municipios obtuvieron el beneficio.

En Escárcega, Candelaria y Calkiní, habrá mil 200 beneficiarios, en Carmen tres mil 900 y en Calakmul mil 798 personas, por lo que para ello del 13 al 19 de julio, Servidores de la Nación realizaron un censo en el que obtuvieron fotografías del pago del predial, INE, comprobante de domicilio, de la vivienda, del beneficiario e hicieron una encuesta, información que fue subida a una plataforma y en un periodo no mayor a un mes existirá respuesta.

Son dos tipos de apoyo que ofrece el programa de “Reconstrucción Emergente de Vivienda”, el primero consiste en que el beneficiario recibirá hasta 35 mil pesos para acciones de reconstrucción como cambio completo de la instalación eléctrica. El otro en la ampliación, donde recibirán hasta 90 mil pesos para poder construir un baño, un cuarto o la necesidad que tenga el beneficiario.

Guerrero Del Rivero, dijo que lo que la ciudadanía debe saber es que quienes recibirán el recurso, no deberán devolverlo pues no se trata de un préstamo.

“El recurso es a fondo perdido, el único compromiso es que se le va a dar seguimiento al programa mediante visitas para que el beneficiario realice lo que se comprometió que va a hacer, se les dará el dinero para que ellos vayan determinando y haciendo las compras en base a sus necesidades bajo supervisión de un Servidor de la Nación que es quien lo censó”, explicó.

Para el municipio de Carmen, Guerrero Del Rivero, dijo que la Delegada Katia Meave Ferniza, gestiona que se otorguen recursos para unos 600 beneficiarios más lo que permitiría que en lugar de tres mil 900 sean cuatro mil 500 beneficiarios.