Trabajador de cablera ocasiona trifulca en Santa Ana

Sangre, gritos y empujones se vivieron la tarde de este lunes cuando un vecino del fraccionamiento villas de Santa Ana se enfrascara a golpes con un empleado de la televisión por cable (IZZI), resultando ambos con lesiones considerables, más de cinco unidades de la policía estatal preventiva de necesitaron para contener la furia de los familiares del vecino que terminó en un charco de sangre.

Los hechos se registraron cerca de las 16:00, cuando un empleado de la televisión por cable (IZZI) acudió a un domicilio situado sobre la privada San Jerónimo por calle Anta Catalina del fraccionamiento villas de Santa Ana, a realizar una instalación, pero este al no tener mucho espacio para estacionar su vehículo tipo Chevrolet spark con matrícula de circulación de Tabasco, golpeó en repetidas ocasiones con su defensa una motocicleta que se encontraba estacionada frente a una casa y de paso golpeo de reversa otro camioneta estacionada.

El dueño de la motocicleta al darse cuenta del golpe que sufrió su moto por el carro de la empresa Izzi, salió a comentarle al trabajador que tuviera más cuidado ya que se rompería la salpicadera de su moto, una Italika AT110 color azul con blanco sin matrícula de circulación, el empleado manifestó que no pasaba nada que el plástico de la moto no se rompería y continúo bajando su herramienta y rollos de cable que ocuparía para la instalación que fue a realizar a un domicilio contiguo.

El propietario de la moto se quedó para en la puerta de su domicilio vigilando que el empleado no fuera nuevamente a golpear su motocicleta o hacerle alguna maldad, pero esta postura y actitud no le gustó al empleado quien le preguntó al dueño de la moto que que tanto hacia ahí parado viéndolo, el dueño de la moto contestó que esa era su casa y el podía pararse donde quería, el empleado contestó que que tanto continuaba viéndolo que si le gustaba a lo que el vecino le contestó que para nada que al contrario estaba feo.

Posteriormente de esas agresiones verbales pasaron a los golpes, donde según la versión de algunos vecinos el empleado de Izzi tomó sus herramientas que cargaba en un cinturón de cuero y comenzó a aventárselas al vecino, le aventó un martillo, un desarmador y al final remató aventándole una piedra la cual hizo blanco en la cabeza del vecino quien terminó con una fuerte hemorragia, el lesionado al ver la sangre que salía comenzó a corretear al empleado quien optó por salir de la privada hasta la avenida San Jerónimo y refugiarse en el patio de un domicilio de igual forma golpeado.

Hasta allá fueron familiares del vecino afectado para intentar linchar al empleado por las agresiones que causó a su familiar pero este era defendido por dos vecinos del lugar, al menos 5 radios patrullas de la Policía Estatal Preventiva, fueron necesarias para tranquilizar los ánimos de pelea que tenían los familiares del hombre lesionado y quienes querían linchar al técnico de Izzi.

Paramédicos de la Cruz Roja Mexicana arribaron al lugar para valorar al hombre quien presentaba una herida profunda en la cabeza de la cual salía demasiada sangre, por fortuna fue posible estabilizarlo y controlar el sangrado aplicando un vendaje, pero el lesionado se negó a ser trasladado ya que manifestó que esperaría al supervisor de este joven para que la empresa de hiciera cargo de las gastos médicos en un clínica particular ya que no aceptaría ningún centro médico público.

Al final tuvieron que arribar dos supervisores más ya que el primero no pudo solucionar nada, estos dialogaron con el vecino y le ofrecieron ser llevado a una clínica particular para que atendieran sus heridas y posteriormente acabar en buenos términos, mientras tanto el empleado presuntamente responsable se encontraba custodiado por agentes estatales, ya que de no haber acuerdo ambas partes serían presentadas ante el agente del ministerio público, lugar donde se deslindaran responsabilidades.

Mientras tanto los familiares indignados, manifestaban su coraje y retenían la unidad Chevrolet spark, manifestando que de no haber arreglo el vehículo se quedaría ahí y no dejarían que lo sacaran.