Abuelitos arriesgan su vida por unas monedas

A muchos adultos mayores lo único que les queda durante esta contingencia es salir a las calles a pedir limosna para poder sobrevivir, ya que por su edad no encuentran trabajo. El INAPAM señala que esta es la condición que enfrentan muchos adultos mayores quienes no tienen apoyo de su familia y tampoco de ninguna pensión que los ayude a obtener lo más elemental como es la alimentación.

En el cruzamiento de la calle 31 por Periférica Norte, una abuelita arriesgaba su vida en busca de unas monedas y nos fue reportado por un ciudadano, explicó Silvia Orlaineta García, Coordinadora de INAPAM en Carmen, explicó que durante este tiempo es el único llamado que ha hecho la ciudadanía, pero que esto no quiere decir que no existan en diferentes puntos de la isla, casos similares a este.

Como cientos de adultos mayores, dicen no contar con ningún tipo de ayuda por parte de alguna institución gubernamental, explicó, en algunos casos el único sustento que tenían lo perdieron por causa de la pandemia,  pues trabajaban en su mayoría como empacadores voluntarios o vendiendo postres o algún otro alimento en las calles.

A decir de la funcionaria, muchos adultos mayores han sido abandonados por sus hijos y si no los tienen, por el resto de sus familiares quienes tampoco los respaldan, es así como convocó a la comunidad a que cuando sepan de alguna situación de estas, los canalicen al DIF para ver de qué forma los asisten, pero además que exista conciencia de la ciudadanía, que aunque sea con poco, ellos pueden contribuir con los abuelitos.

En el caso de la abuelita observada en el cruzamiento de esas importantes avenidas, dijo el área jurídica del DIF Carmen se hizo cargo de la situación a fin de darle el apoyo correspondiente y evitar principalmente que su vida corra peligro al caminar entre los vehículos.