agosto 10, 2020

Crece la oferta en línea para ciclo escolar, ojo con las patito

Escuelas particulares que ofertan bajas colegiaturas para el próximo ciclo escolar que se prevé será fuera de las aulas, podrían acarrear problemas y el principal es la calidad de la educación.

Padres de familia podrían enfrentarse a una complicada y exclusiva comunicación virtual con éstas instituciones porque la mayoría de sus matrículas escolares tienen sede en otras entidades. Está en riesgo la pérdida de empleos en escuelas particulares locales, si se fugan estudiantes a matriculas de otros estados.

En Carmen existen 69 escuelas privadas de educación básica, el ciclo escolar 2019-2020 lo concluyeron con una matrícula de 8 mil 507 alumnos, en los últimos tres años han perdido el 15 por ciento de la matrícula de acuerdo a cifras de la Secretaría de Educación de Campeche.

Antes del Sars Cov 2 les pegó la crisis en el sector energético, para 2018 tenían inscritos poco más de 10 mil estudiantes, sin embargo, con el Covid-19 se prevé que a nivel local se pierda un 20 por ciento de la matrícula, porque muchos padres de familia se quedaron sin empleo, a otros les redujeron salarios y muchos que vivían de negocios informales hoy no tienen los clientes suficientes para pagar colegiaturas.

En Ciudad del Carmen los directivos de escuelas particulares están acostumbrados a una movilidad de estudiantes durante todo el ciclo, esto se debe a cambios laborales de padres de familia, pero con Covid-19 la situación podría empeorar, apuntó empresario educativo de la zona oriente de la isla.

Las últimas semanas se multiplicó la oferta escolar en línea, pero muchas de esas escuelas tienen su matrícula autorizada en otros lados, como el Estado de México, la Ciudad del México, Puebla y Morelos entre otras entidades, por ende el dinero que pagarán los padres se irá a otro estados, en tanto a nivel local, profesores y personal administrativo podrían perder su empleo. Al menos dos escuelas están en riesgo de cerrar por baja matrícula.

Si bien, muchos padres de familia conservan su empleo, en casa están ocupados y requieren garantizar que a través de diversas plataformas sus hijos continúen la educación sin que ellos intervengan mucho, pero otros,  ya buscan el cambio hacia escuelas públicas.

La incertidumbre para padres como Cecilia Reyes Moreno con tres niños en educación primaria, es cómo se llevará a efecto el siguiente ciclo escolar.

Acostumbraba a comprar uniformes, prepararse con útiles, mochila, ahora no sabe si será oportuno comprarlos porque quizás sigan estudiando en casa, “crecen rápido no puedo prepararme con uniformes, en menos de un año ya no les quedarán”.


Su principal preocupación está en encontrar otra escuela con beca para alguno de sus hijos o con una colegiatura de menor costo, no piensa mudarse a una escuela pública.

Nos entrevistamos con un directivo de escuela particular quienes se preparan para el siguiente ciclo escolar que pudiera ser en línea, trabajan en la planeación y métodos de enseñanza que garanticen la calidad educativa.

Pero también tienen sus preocupaciones,  porque en años anteriores desde junio la Cámara de Diputados autorizaba el calendario escolar del ciclo siguiente y hasta la fecha esto no ha ocurrido, ignoran a partir de qué fecha empezará el conteo de los 200 días del calendario educativo para el ciclo 2020-2021.

También te puede interesar