agosto 10, 2020

Por falta de dinero y temor al Covid pocos entran al mercado

Las ventas para comerciantes del mercado Alonso Felipe de Andrade han caído desde el 20 hasta un 50 por ciento dependiendo de lo esencial que resulten para los clientes, la falta de ingresos ante la alta pérdida de empleos ya se nota en las compras, aunque sean productos de primera necesidad.

Coincidieron en lo anterior, Primo Salazar Góngora, Secretario General del Sindicato de Matarifes y Jorge Simón Díaz, Presidente de la Unión de Locatarios, al reconocer que al inicio de la contingencia se observaba movilidad y aunque las ventas habían descendido, aunque sea poco pero les ingresaba.

Desafortunadamente en las últimas semanas, reconocieron que los ingresos económicos familiares han bajado, ya que muchas empresas han bajado el salario a sus empleados, en algunos otros casos los han despedido y eso repercute en los productos que adquieren para el consumo diario.

En el caso de los carniceros, las ventas se habían reportado en un 80 por ciento y en los últimos días cayeron en un 50 por ciento, a decir de Salazar Góngora, las amas de casa llegan a comprar pero no en la misma cantidad acostumbra, solo arriban al mercado los fines de semana y en quincena, pero hasta eso la presencia ha disminuido, hoy no se arriesgan a ir a lugares públicos, prefieren comprar en las carnicerías cercanas al domicilio, estas han acaparado las ventas.

Con respecto a la nave seca del principal centro de abasto en la isla donde hay venta de alimentos, así como otro tipo de productos entre ellos, ropa, zapatos, hasta ahora han abierto el 80 por ciento de ellos, los que dijeron ya no podemos seguir encerrados porque nos moriremos de hambre, indicó, Simón Díaz.

Agregó que, pese a estar abriendo las ventas pasaron del 50 hasta un 20 por ciento, prácticamente les alcanza para un día de gastos de la casa e ir y regresar a su trabajo. Esto se debería, explicó a que la gente tiene miedo de salir a lugares públicos y contagiarse, además que las personas no tienen dinero para gastar, lo poco que queda lo están ocupando, en prácticamente la alimentación.

La actividad en el mercado Alonso Felipe de Andrade se observa con bastante movimiento, el hecho que existan personas no quiere decir que están comprando, coincidieron las fuentes.

También te puede interesar