Plaza comercial sin clientes pese a tener 80 por ciento de negocios abiertos

El temor a contagiarse de COVID-19 mantiene ciertamente a muchas personas en sus casas y aunque las autoridades sanitarias han pedido no adquirir artículos no esenciales, el comercio ya no soporta más, esto ha generado que al menos unos 60 locales de la plaza de la avenida Corregidora abran sus puertas, aunque las ventas no sean las esperadas.

Antes de la contingencia esa plaza recibía en promedio unos 10 mil visitantes al día, los fines de semana de quincena o fechas especiales hasta 20 mil clientes a diferentes servicios, sin embargo, actualmente ha caído drásticamente la presencia de personas a solo mil 500 diarias o hasta tres mil en fin de semana.

Benjamín Verdejo Rivera, es administrador de la plaza comercial, explica que la plaza se ha mantenido en operaciones ininterrumpidas durante la contingencia pues al menos diez negocios son considerados como esenciales y han permanecido abiertos durante todo este tiempo.

A raíz del cambio a color naranja del semáforo epidemiológico para Campeche y aun con las restricciones han abierto unos 50 negocios más, es decir, 60 locales lo que representan el 80 por ciento de la ocupación del centro comercial.

Hasta el momento ningún propietario de negocio ha notificado a la administración de la plaza del cierre definitivo y es que de acuerdo a Verdejo Rivera, en su mayoría pertenecen a corporativos nacionales y han acatado las disposiciones de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, es decir, ellos decidirán cuando abrirán sus puertas.

“Son cada vez menos los establecimientos cerrados, salvo Cinépolis que aún no opera, sabemos que hay indicaciones precisas a nivel nacional sobre este tipo de actividades, por ello no hay funciones de cine”.

Para ingresar al centro comercial un vigilante con careta, guantes y cubrebocas abre la puerta, el cliente debe usar cubrebocas de lo contrario se le niega el acceso, por el tapete sanitizante debes pasar, posteriormente por la cámara termográfica que es supervisada por otro personal, la sana distancia marcada en el piso y una dispensadora con sensor te proporciona el gel antibacterial.

Unas cuantas personas solamente se observan en los pasillos del centro comercial, los locales tienen cintas restrictivas en el acceso y te indican mediante letreros las reglas de compra, solo la cafetería y el restaurante se observan con más de 10 personas en su interior, en el resto de los negocios, solo se observa al personal.

También te puede interesar