Dueños de minisuper piden permiso para abrir sin venta de alcohol

La crisis que enfrentan los comerciantes de minisuperes o tiendas de abarrotes que además cuentan con licencia para venta de alcohol los ha orillado a pedirle a la autoridad, que aunque exista ley seca y no se puedan comercializar bebidas embriagantes, los dejen abrir para vender abarrotes y cobro de servicios en línea, pues no aguantarán otros tres meses sin ingresos económicos.

Muchas familias en Ciudad del Carmen improvisaron tienditas en los frentes de sus casas, algunos lograron convenios con cerveceras y esto les permite tener un minisúper en colonias de la isla, con la ley seca obligatoriamente deben tener cerrados sus establecimientos y por consiguiente no pueden vender otros productos o servicios que ofrecen a sus clientes.

De acuerdo a Irene Barradas Hernández, esta es una petición generalizada entre sus compañeros del ramo y al elevarla formalmente a las autoridades están en espera de que les definan si podrán abrir solo para la venta de abarrotes lo cual coadyuva a acercarle a la población productos y servicios y se evita que tengan que ir a centros comerciales para abastecerse de la canasta básica cuando cercano a su domicilio lo pudiesen encontrar.

Agregó que por el momento desconocen cuando puedan obtener respuesta pero además si les requerirán algún trámite adicional, de lo que dijo están dispuestos a cumplir pues la situación económica es crítica para quienes dependen únicamente de ese ingreso y sería un gran alivio el poder mantener sus tienditas abiertas.

Negó que esto vaya a generar que saquen el producto alcohólico de las bodegas pues al anunciarse la semana pasada la medida, prácticamente todo se vendió, al menos en su caso, no le sobró nada de producto desde el día lunes cuando se dio el aviso de la COPRISCAM.

También te puede interesar