Se triplica la discapacidad visual en Carmen, diabetes no controlada la causa

En los últimos dos años el número de personas con discapacidad visual se ha triplicado, de acuerdo a datos en la plataforma nacional del Sistema DIF, en el municipio de Carmen la cifra pasó de 15 a 59 personas, en su mayoría son adultos mayores que al tener descontrolada la diabetes paulatinamente pierden la vista.

Así lo declaró, Angélica Barrales Urrieta, titular de la Coordinación Municipal para Personas con Discapacidad, al explicar que la diabetes es un problema de salud pública que, si no se atiende adecuadamente, puede ser incapacitante y causar amputaciones de pies o piernas, pero así también ceguera.

Dijo que en base a lo que se ha observado desde que tomó el encargo en la presente administración, en su momento habían inscritas unas 15 personas con discapacidad visual, la mayoría por condiciones de nacimiento, sin embargo, con el paso del tiempo, de forma mensual han tenido que inscribir a personas que pierden la vista y se consideran discapacitados permanentes.

“Lamentablemente al mes llegan entre dos y tres personas, adultos mayores quienes desafortunadamente por una diabetes no controlada poco a poco presentan retinopatía diabética, enfermedad crónica que produce ceguera y se relaciona con los altos niveles de glucosa y de grasa, así como con la obesidad y la hipertensión, esto ha generado una gran preocupación”, remarcó.

Ante esta situación hizo un llamado a la población que presenta enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes a mantener sus controles de salud y también regularmente asistir a revisiones con un oftalmólogo, ya que desafortunadamente son irreversibles los daños en la vista de las personas que tienen diabetes y los convierte en parte de la estadística de personas con discapacidad.

En 2018 cuando empezaron a actualizar el padrón de personas con discapacidad, solo habían unas 15 personas con esta condición, lamentablemente cada vez es más preocupante y aunque a lo mejor se les otorgue alternativas para que puedan aprender el sistema Braille, para los adultos mayores el esquema es complejo y mayormente entran en estado depresivo al perder la visión que pocas son las esperanzas que le quedan.

También te puede interesar