Por cinco minutos se puede venerar a la Virgen del Carmen

Por un periodo no mayor a cinco minutos podrá ser venerada la Virgen del Carmen por sus devotos los cuales no podrán ser niños, ni adultos mayores. Los asistentes al Santuario Mariano Diocesano deberán usar cubrebocas, pasar por filtro sanitizante, respetar la sana distancia y acatar otras medidas implementadas por las autoridades católicas.

Cientos de años se cumplen este 2020 de veneración a la sagrada imagen de la Virgen del Monte Carmelo, pero todo es distinto este año donde la contingencia sanitaria por COVID-19 ha marcado la forma de convivir y de realizar actividades en todo el mundo. Estas fiestas patronales tienen una importante variante, por primera vez no serán multitudinarias.

Año con año miles de devotos a la Virgen del Carmen acuden después de la bajada de su altar mayor, a venerarla, a elevar oraciones y plegarias, este 2020 podrá hacerse, pero sin poder tocar su vestimenta o admirarla muy de cerca.

Dentro de las medidas que dispuso la rectoría del Santuario se encuentra que la imagen está en el medio del altar, no existe ningún tipo de cercanía, se eliminaron las bancas, se colocaron vallas, se instaló un filtro sanitario en un solo acceso, además de que se controla el número de personas en el interior de la parroquia.

El acceso es por la puerta lateral que colinda con el paradero de taxis, ahí el tapete sanitizante, el gel antibacterial y el líquido desinfectante es colocado por voluntarios, quienes toman el tiempo de veneración que no debe de exceder de cinco minutos, las personas se hincan en el suelo para hacer sus peticiones. La salida es por la otra puerta lateral hacia el andador Arturo Shields.

Francisco Díaz Vera, Rector del Santuario explicó que todas estas medidas deberán ser acatadas sin distinción alguna por los feligreses, reiteró que las celebraciones siguen suspendidas y que las actividades seguirán siendo transmitidas a través de las cuentas oficiales en redes sociales.

De forma diaria unas 80 personas llegan a visitar a la Virgen del Carmen a su santuario, la mayoría lo hace en horario matutino pese a que la parroquia está abierta desde las nueve de la mañana hasta las cuatro de la tarde.