Reactivación de ley seca colapsa expendios y centros comerciales

Pareciera que fue un anuncio catastrófico el que a partir del próximo 25 de junio se suspenderá de nuevo la venta e ingesta de alcohol en el estado, pues a consecuencia del boletín emitido por la Secretaría de Salud, establecimientos de venta de bebidas alcohólicas se saturaron e incluso en centros comerciales controlaron el acceso a los pasillos y destinaron cajas especiales para la adquisición de cervezas y licores.

El descontrol que hubo en la población tras suspenderse la ley seca desde el pasado nueve de junio y que generó que presuntamente incrementara el número de contagios de COVID-19, pero así también el aumento de accidentes de tránsito y detenciones, orilló a las autoridades a ordenar que a partir del jueves ya no se permitirá este comercio.

Aunque comerciantes del ramo aseguraron que la ley seca generó un aumento en el clandestinaje, pareciera que el volverla a decretar puso a la ciudadanía en alerta y es que si no es para consumo propio la compra, es probable que sea utilizada como almacenaje para que el tiempo indefinido de esta medida pues revender estos productos, los cuales se comercializan hasta en tres veces su valor.

Esta semana la venta estaba programada exclusivamente para tres días, lunes, martes y miércoles, por lo que con el nuevo comunicado de la Secretaría de Salud, hasta el día de mañana se podrá adquirir bebidas alcohólicas lo que ha saturado hasta el expendio más alejado.

Las autoridades principalmente en materia de seguridad aseguraron que la venta de alcohol provocó demasiados efectos adversos al confinamiento domiciliario y es que de acuerdo al Director de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito en Carmen, Carlos del Rivero Galán, del nueve al 21 de junio, se registraron 42 hechos de tránsito de los cuales al menos en tres de ellos, las personas se encontraban en estado de ebriedad, pero además tan solo el fin de semana pasado cuando se realizó la celebración del día del padre, hubieron 16 personas detenidas por diferentes faltas administrativas, 11 estaban bajo los influjos del alcohol.

La implementación de la ley seca trae consigo muchas opiniones, algunos la ven como positiva por la situación de contagios de coronavirus, los comerciantes del ramo como un duro golpe a su economía, quienes gustan de beber como mala medida, pero también quienes lo ven como una oportunidad al enriquecerse con una mínima inversión.

También te puede interesar