En santuario permitirán acceso de 9:00 a 16:00 horas

Este año derivado de la contingencia por Covid-19, no habrá veneración a la imagen de la Virgen del Carmen, sin embargo, se permitirá el acceso al Santuario Mariano Diocesano de 9: 00 a 16: 00 horas, solo para verla, pues ella estará en el presbiterio, los fieles no podrán acercarse porque se colocaron bancas en la escalinata, así como cintas restrictivas para evitar aglomeraciones, aunque estiman que llegaran devotos de otros estados del país.

El rector del santuario, Jose Francisco Díaz Vera reconoció la tristeza que le provoca que esta celebración se realice sin fieles, al ser no solo una fecha significativa para los carmelitas, sino histórica a nivel nacional, en la que creyentes de otros estados de la republica llegaran el próximo mes a visitarla a su casa.

Sin embargo, la petición constante en este año a María, es pedir por la salud y la fortaleza de sus hijas e hijos para que pase pronto esta contingencia sanitaria y con ello, el dolor de que muchos seres queridos fallezcan por esta enfermedad, que aún estudian los médicos y demás especialistas, en el tema de salud.

“Estamos en una situación difícil. Esperemos que no llegue más gente de otros estados, pero seguro que será así por la fe y devoción que le tienen a la madre de Dios. Es una fiesta histórica y celebrar una fiesta sin fieles duele, pero pediremos a la madre de Dios y a su hijo, que nos den fuerzas para seguir caminando con amor, empatía y que nos ayude a todos a que seamos verdaderos hijos, caminando en la fe y dando testimonio de su amor por nosotros en todo momento, para que esta condición cambie poco a poco” dijo.

En años anteriores, mujeres y hombres de estados como: Veracruz, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Ciudad de México entre otros viajan a la isla para venerar a la Virgen del Carmen, pero en esta ocasión, no podrán hacerlo como antes, pues, aunque viajen a la isla, solo podrán verla a lo lejos, sin darle un beso a su vestido, sin tomarse una foto muy cerca, sin dejarle algún detalle a los pies de la imagen o simplemente ver su rostro de amor.

Para el ingreso al santuario y ver la imagen, los católicos deberán someterse al control sanitario en la entrada principal, que está sobre la calle 31. Ahí se colocará un tapete sanitizador para los pies, el uso del cubrebocas será estricto al igual que utilizar el gel antibacterial. Iniciaran su paso al interior del santuario de manera muy rápida, no más de cinco minutos, procurando la sana distancia, en tanto, que la salida será por la puerta de enfrente, logrando un circuito completo que disminuirá los riesgos de contagio.

También te puede interesar