Más recursos para viáticos, menos para docentes en Unacar

El rubro de formación y capacitación a la plantilla docente en la Universidad Autónoma de Carmen (Unacar) cae en el terreno de lo simbólico, las partidas presupuestarias están por debajo de ramos como “Viáticos choferes y gastos de peaje”.

Lo anterior merma a las investigaciones institucionales de la Casa del Delfín con la finalidad de que mandos altos y medios de la universidad se transporten cómodamente; otros efectos son el número de educandos dentro del Sistema Nacional de Investigadores (SIN) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y en el alumnado se refleja en un constante descenso de egresados y titulados.

De acuerdo a los presupuestos de ingresos-egresos de la Unacar para los ejercicios 2020, 2021 y 2022, la Oficina de Planeación de la Unacar programó y el Consejo Universitario autorizó y ejecutó más de 10 millones 606 mil pesos, a rubros como Renta, Control Vehicular, Mantenimiento, Viáticos choferes y peajes y Seguros vehiculares; mientras que destinó 5 millones 830 mil pesos a planes y programas dedicados a la formación y capacitación de docentes.

Apenas el 44.9% de los gastos en el parque vehicular se destinaron a rubros trascendentales como Capacitación de Calidad y PBR (Presupuesto en base (sic) a Resultados), Formación integral de investigadores, Investigación Institucional, Programas de Posgrado de Calidad (PNPC), y Proyectos de investigación para motivar la producción académica de profesores que aún tienen proyectos de investigación, a este último rubro se le destinaron 200 mil pesos en los tres años de referencia.

Para que haya investigaciones debe haber proyectos de investigación que cumplan una larga serie de protocolos profesionales y que tengan impacto dentro de la sociedad donde se realizan las investigaciones, y para ello, se requiere que académicos tengan, al menos, cubiertas sus necesidades mínimas y no andar buscando otras fuentes de ingresos.

La política salarial se une al deterioro en la inversión de la Unacar en investigaciones institucionales, dentro de la plantilla de docentes hay 448 impartiendo clases en licenciatura, cuyos salarios registrados en el Analítico de Plazas reporta que 174 de ellos (38.8%) perciben entre 16 mil 600 y 19 mil 200 pesos mensuales, por debajo de un supervisor de obras dentro de la misma institución que gana poco más de 19 mil 700 pesos al mes, ello, sin contar a los 62 docentes en el nivel medio superior que están en las mismas condiciones.

La situación no es mejor para los docentes contratados bajo el régimen de honorarios, al menos, el salario para 31 de estos educandos están por debajo de un Cabo de Obra que percibe 12 mil 531 pesos, según el mismo Analítico de Plazas de la Unacar. Asimismo, de acuerdo a la página buscadora de empleo Indeed, en Ciudad del Carmen un capataz en una construcción gana mensualmente 10 mil 460 pesos, cifra superior a lo que perciben maestros universitarios contratados por honorarios.

Al personal docente bajo el régimen de honorarios se les paga por hora, de acuerdo a la misma fuente, el ingreso para docentes universitarios en los estados vecinos como Yucatán y Tabasco, los salarios oscilan entre 62 y 53 pesos mientras que en Carmen es de 49 pesos, mientras que en la Unacar es de 44.2 pesos la hora, cuatro pesos menos cada hora que en Campeche que llega a los 48.2. Con el atractivo adicional que, en San Francisco, el costo de vida es mucho más bajo que en la isla.

Lo anterior no solo repercute negativamente en la calidad y excelencia del proceso enseñanza-aprendizaje, sino en el número de protocolos de investigación inscritos en el Conacyt, que de acuerdo al micrositio del padrón de beneficiarios del SIN, a nivel nacional, hay 44 mil 509 investigadores; de ellos, sólo 210 son de universidades en Campeche, lo que representa el 0.47% del total y coloca a la entidad en el lugar 29 de la federación en este rubro.

Para el caso concreto de la Unacar, de los 448 docentes en licenciatura, 245 son de tiempo completo y de ellos, apenas 33 están inscritos en el Nivel 1 del SIN, se debe considerar que hay tres niveles de investigadores y son ascendentes, lo que representa el 15.7% a nivel estatal y 0.07% nacional, cifra que en los últimos siete años no ha crecido de manera importante, acaso un investigador se ha incorporado de manera anual, para pasar de 26 en 2015 a los 33 registrados en el último reporte.

La relación alumno-docente, es dentro de los sistemas de medición de la calidad en la enseñanza, según muchos investigadores, coinciden en que es buen predictor de éxito y referente en la planificación académica. Sin embargo, para los estudiantes de la Unacar lo anterior es un problema, pues para los 25 alumnos que en promedio tiene cada profesor, tienen una consecuencia negativa lo que deriva en que la Casa del Delfín cuenta con una de las tasas más bajas del país de egresados-titulación, la Unacar está muy lejos de alcanzar sus propias metas programadas.

En cuanto a matrícula escolar, el promedio que marca el indicador de excelencia de las escuelas top 10 de México en 2022 es de 18.4 alumnos-maestro; en el ciclo escolar 2012-2013 según la Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que había en nivel licenciatura 10.21 alumnos-docente, para 2017 el promedio nacional fue de 14 alumnos-profesor según datos del Banco Mundial, la Unacar promedia 25 alumnos-profesor.

De acuerdo a los Indicadores de interés público de la página de transparencia de la institución universitaria, el “Porcentaje de Jóvenes egresados de educación Superior por generación es Descendente”, si bien se valora en términos “Ascendente-Descendente” o cualitativos este permanece estable en el rango de declive de 2018 a 2021.

Sin embargo, para dimensionar cuantitativamente lo anterior, tanto la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) como la SEP emiten estadística de titulación, a nivel nacional en 2021 obtuvieron su título 525 mil 593 estudiantes, de ellos, en Campeche se graduaron 3 mil 287 lo que coloca a la entidad en el lugar 31 con el 0.62% de alumnos que concluyeron exitosamente su carrera profesional.

Del total estatal, en la Unacar se titularon 460 estudiantes, de los 6 mil 294 matriculados, esto es, el 13.9% de los alumnos inscritos se logra titular, en tanto, en tanto de la Universidad Autónoma de Campeche lo consiguieron 988 alumnos.

La punta del filtro de ingreso-egreso universitario es bastante estrecha, dadas las condiciones de falta de inversión en formación docente, malos salarios y escasos alicientes para realizar investigaciones académicas, situaciones que perjudican al alumnado de la Casa del Delfín.