CFE saca garrote contra carmelitas

Empresarios de Carmen de agosto a noviembre empezaron a recibir consumos de energía eléctrica con un costo triplicado en relación a los pagos bimestrales del resto del año y en los casos de consumo doméstico se duplicaron los montos de recibos.

Esté último trimestre en la Procuraduría Federal del Consumidor se han incrementado las quejas contra Comisión Federal de Electricidad (CFE) por cobros excesivos, tanto al sector empresarial como doméstico, se entiende que se suspendió subsidio, pero no en todos los casos era aplicado.

Entre los usuarios que se quejan por cobros triplicados de energía están dueños de hoteles, quienes actualmente tienen menos del 50 por ciento de ocupación, establecimientos comerciales que redujeron horarios de servicio e incluso se han mantenido cerrados, así como iglesias, como la de Puerto Rico, donde el cobró se triplicó a pesar de que sólo los domingos cuando mucho dos horas utilizan energía para ventiladores, equipo de sonido e iluminación.

En hogares el uso de aires acondicionados disminuyó porque en Carmen no se han sentido altas temperaturas las últimas semanas, sin embargo, en el recibo de CFE esto no se refleja, incluso Isabela Ventura habitante de San Manuel señala que se ausentó 20 días de su vivienda y el cobro por energía se duplicó, entienden que desapareció el subsidio, pero no por qué un cobro elevado sino estuvo en casa.

En escuela particular del fraccionamiento Reforma con menos de la mitad de alumnos asistiendo, esto es, una menor demanda de energía, les dieron el ultimátum de 15 días hábiles para actualizar o aclarar el aumento de demanda de energía, que a decir de documento proporcionado por CFE no coincide con el contrato de servicio.

“Le informamos que en los registros de demanda máxima medida de su servicio, se excedió la demanda contratada de kilowatts”  lo que quieren es que al superar el valor de carga instalada, actualice  su contrato para que pague más.

En Carmen existe diversos casos similares a quienes les dieron el ultimátum de 15 días para aclarar la situación o “se podrá rescindir el contrato de suministro, ante el consumo eléctrico en una cantidad no autorizada”, se les advierte.

Entre otros requisitos deben presentar el certificado de unidad verificadora de instalaciones eléctricas el cual ampare como mínimo la nueva demanda registrada de energía.

Cabe recordar que también CFE giró ultimátum contra decenas de usuarios de la Península de Atasta que deben el servicio por años, algunos con deudas superiores a los 100 mil pesos, a quienes les han cortado el servicio pero que se han colgado de manera clandestina de las instalaciones de comisión.