Sin dudarlo llegaron a limpiar expendios para iniciar venta

Este lunes es de limpieza para todos aquellos negocios que venden cerveza, este día fue el permitido por la autoridad para que pudieran verificar las condiciones que aguardan los establecimientos, los cuales permanecieron cerrados, incluso en algunos casos hasta inundados.

Los comerciantes de “chelas” cuyos ingresos familiares dependían exclusivamente de esa actividad pasaron dos meses con serias dificultades y es que al menos tenían un empleado, al cual no pudieron desamparar, es decir, tuvieron que apoyarlos económicamente ya que ellos no tuvieron la culpa de las medidas sanitarias implementadas por la autoridad.

De acuerdo a Irene Barradas Hernández, el hecho que a partir de mañana ya puedan comercializar sus productos aunque sea en horario y días específicos será un verdadero respiro, ya que días antes de que se decretara la ley seca invirtieron no solo en producto alcohólico, sino, además en abarrotes, ya que muchos combinan las ventas para asegurar ingresos diarios.

En bodegas dejaron producto, los cartones se mojaron la semana pasada cuando se inundó la ciudad, pero nada pudieron hacer pues no les dieron autorización para ingresar a sus negocios, este lunes acudieron para abrir, limpiar y a establecer las medidas sanitarias con las que deberán de operar de martes a sábado en horario de 10 de la mañana a seis de la tarde a partir de mañana.

A decir de Barradas Hernández, el producto que estaba en sus enfriadores ahí permaneció incluso con la energía eléctrica de forma normal por lo que esas bebidas alcohólicas o refrescos no tendrá afectaciones.

Reconoció que entre semana las ventas no son tan positivas, sin embargo, considera que debido a que no habrá venta los días domingos y lunes, muchos clientes se prepararán con tiempo y adquirirán cervezas para tener en casa.