14 horas flotó tras ser asaltado en la Laguna de Términos

Hace una semana, Mateo Arrieta García, nunca se imaginó que salir a la captura de jaiba en la Laguna de Términos sería una mala experiencia con piratas, pues durante 14 horas permaneció flotando luego de que cuatro personas armadas lo despojaran de lancha y motor.

El pasado viernes alrededor de las 6:00 de la tarde en las inmediaciones de la zona conocida como Boca de Matamoros, en la Laguna de Términos, Arrieta García fue asaltado, señaló que gracias a unos salvavidas logró sobrevivir alrededor de 14 horas hasta que un vecino lo encontró y fue como pudo acudir a presentar denuncia por el robo cometido por cuatro sujetos armados.

“En ese momento yo estaba trabajando, no me di cuenta y me llegaron de sorpresa y cuando me salieron con armas, ya no pude hacer nada y en ese momento me cruzaron ellos a su lancha y me quitaron lancha y motor, eran cuatro personas, de ahí agarraron ellos y me votaron al agua, me querían amarrar pero como les dije que no sabía nadar me dejaron ahí, mucho muy lejos que no se veía ni manglar ni tierra firme ni nada”.

Arrieta García, dijo que desde esa hora y debido a que no regresó en tiempo a su hogar ubicado en la carretera Carmen-Puerto Real, sus familiares y compañeros salieron en su búsqueda, fueron alrededor de 14 horas las que estuvo en la laguna, tiempo durante el cual permanecía flotando con apoyo de unos salvavidas que logró agarrar de la lancha de sus agresores. Un vecino lo rescató.

En mal estado físico por la gran cantidad de agua que tragó, acudió a presentar formal denuncia a la Vicefiscalía Regional en Ciudad del Carmen, para después regresar a casa con su esposa embarazada y dos pequeñas hijas. Pidió a las autoridades a que la vigilancia la hagan dentro de la laguna y no en acoso al pescador, pues esta es la muestra de que los delitos en altamar permanecen.

Haydé García Rejón, madre del joven pescador asegura que ya no quiere que su hijo exponga su vida, pues desafortunadamente no existe vigilancia policiaca en altamar que permita salvaguardar la integridad de los hombres de mar y su patrimonio.

“Tengo miedo porque ya es la segunda vez que le pasa, quisiera que ya ni fuera a pescar, ya no quiero que pesque, porque hay mucho terror en la laguna, porque no es a él, el único sino a muchísima gente que le quitan sus motores, sus lanchas o lo matan y lo votan al agua, ahora si que la vigilancia es para la gente buena para lo que somos trabajadores buenos, no para los bandidos, a los bandidos a esos no los vigilan, van y vienen, a la hora que quieren”, reprochó al exigir respaldo al sector pesquero que es víctima de los piratas.