Desempleo y Covid-19 al acecho de plataformeros



Una baja actividad en la producción de hidrocarburos y la incidencia de Covid-19 costa afuera, deja sin empleo a petroleros, los afortunados regresan a sus guardias con temor, cargados de medicamentos y con todo aquello que han escuchado que permite lidiar con el coronavirus.

César tomó precauciones mientras estuvo de descanso en Ciudad del Carmen,  salía por alimentos cubierto con mascarilla, cubrebocas y guantes, se turnó con su esposa las salidas para comprar alimentos y cuidar a sus hijos, tarea que ella asume sola cuando él se encuentra a bordo.

Esta subida fue diferente, lo pasaron a buscar a la puerta de su casa para trasladarlo hasta Paraíso, Tabasco, en una camioneta con espacio para 14 personas, sólo viajaron tres más el conductor, todos con mascarillas colocadas hasta llegar a su destino.

Llevaba consigo el temor de que era trasladado a una entidad donde los contagios son numerosos, por ello, extremó precauciones, principalmente al llegar al hotel donde pasaron la noche. Dormir no fue fácil, saber que muchos trabajadores son hospedados para pasar cuarentenas u esperar mientras abordan quita el sueño, así como ignorar si la habitación había sido sanitizada.

Recuperó un poco de tranquilidad al abordar el barco, el cual había sido sanitizado, antes pasó por el muelle de Petróleos Mexicanos en esta ocasión por un túnel sanitizador.

Al instalarse en el barco notó ausencias, la guardia no estaba completa, principalmente por despidos “dos compañeros ya no regresaron, despido por baja de trabajo” relató.

La compañía argumentó que las actividades por el momento se redujeron, ante un excedente de personal iniciaron los recortes, “más que nada por la baja del petróleo”.

Los que subieron llevan consigo el temor de contagiarse, porque mantienen vínculos diarios con personal de las plataformas petroleras, aunque en esta ocasión en el área de viudas se están colocando charolas con agua de cloro para las botas y a los que les toque pasar a una plataforma irán con mascarilla, guantes y botes de alcohol como medida preventiva.

Ir a Cantarell y las Abkatún es motivo de temor, por el número de infectados que han tenido, pero para conservar su trabajo asumen el riesgo, pesa más la necesidad de llevar sustento a su familia, en ésta época de crisis.

Temen quedarse sin empleo, temen contagiarse de Covid-19 y ser asintomáticos, porque ello lleva el riesgo de trasladar el virus a casa.

Señaló que tiene las mismas medidas que piden en las noticias, pero con un tono de más seriedad porque está en juego el sustento para su familia, por ello,  abordó la embarcación con diversos medicamentos para combatir tos y los síntomas relacionados al Covid 19.