agosto 13, 2020

En 32 de las 150 colonias de la isla hay casos de COVID-19

El no acatar las medidas sanitarias para evitar contagios de coronavirus por parte de los carmelitas y el descontrol en la actividad petrolera que ha disparado los casos confirmados de este padecimiento, han generado que en 32 de las 150 colonias y fraccionamientos que hay en la isla, existan casos confirmados.

En el reporte diario que emite la Secretaría de Salud en Campeche, Manuel Julián Zaldívar Báez, Responsable Estatal de Urgencias Epidemiológicas, arrancó su mensaje de este jueves señalando la “mucha preocupación” porque Campeche atraviesa por la etapa más crítica de la emergencia sanitaria pues el número de casos positivos de COVID-19 sigue aumentando como también el porcentaje de hospitalización.

Hasta la fecha la dependencias sanitarias reportan haber practicado pruebas del coronavirus a mil 122 personas, de los cuales 443 casos positivos. Carmen registra 272 casos -171 en territorio y 101 costa afuera-; Campeche 101; 25 en Candelaria; 13 en Calkiní; 11 en Champotón; 10 en Hecelchakán; cuatro en Calakmul; cuatro en Palizada; uno en Tenabo; uno en Escárcega; uno en Hopelchén. De los 443 casos positivos, 261 se han recuperado, 132 permanecen activos y 50 desafortunadamente han muerto.

Las autoridades están preocupadas pues hay casos COVID-19 activos en 9 de 11 municipios y de acuerdo a sus reportes la tasa de la letalidad ha crecido a 11.28 por ciento, es decir, el riesgo de contagio y de muerte para los habitantes de Campeche es elevado.

En su discurso, Zaldívar Báez, destacó el caso particular de la isla, Ciudad del Carmen, en donde sus estadísticas indican de las 150 colonias y fraccionamientos que hay, en 32 se han reportado habitantes confirmados de tener coronavirus, es decir, este número representa el 19 por ciento del territorio isleño, pero además que por el número de casos representa también el 49 por ciento de los 79 casos con residencia en el estado.

Actualmente los 11 municipios de Campeche están en color rojo lo que la Secretaría de Salud estatal lo considera un peligro, existe riesgo de infecciones, que podrían derivar en el fallecimiento si la condición de salud empeora. Es así como se confirma que el regreso a la “normalidad” no será a partir del primero de junio.

También te puede interesar