Sancionan e infraccionan a 23 choferes por exceder pasajes

La necesidad de la población de trasladarse en transporte público y de los choferes de garantizar ingreso, ha provocado la saturación de combis, camiones y taxis, por lo que al no respetar las disposiciones de las autoridades sanitarias han sido sancionados 23.

Confirmó lo anterior, José Alfredo De Dios Araujo, Coordinador del Transporte Urbano Municipal (TUM), al reconocer que al ponerse en funcionamiento muchos servicios y actividades laborales, es necesario garantizar la movilización, pero este es un asunto donde se antepone la salud.

Reiteró que pese a que estamos en semáforo epidemiológico verde no existe comunicado oficial por parte de la Secretaría de Salud con el Instituto Estatal del Transporte (IET) para que se incremente el número de pasajeros contemplados en las unidades en el periodo de la pandemia.

“Durante el mes anterior a raíz del operativo tenemos un promedio de 23 sancionados y aproximadamente ocho infraccionados todos por exceso de pasajes, las combis son las que más hemos sancionados, posteriormente los camiones y en tercer lugar los taxis”, explicó.

Sobre la petición de los taxistas de aumentar hasta cuatro el número de pasajeros por unidad, fue enfático en referir que esta no es una situación que se pueda decidir a la ligera, ya que se trata de una cuestión de salud, donde debe privilegiar el cuidado.

“El responsable o facultado es la Secretaría de Salud con el IET, lo tenemos en cuenta porque se han ido regularizando otros giros y no hay que perder de vista al transporte, pero sin duda en el momento oportuno se dará las indicaciones pertinentes, que no arriesguen ni a la población ni a los transportistas”, señaló.

El Coordinador del TUM, agregó que independientemente de que existen sanciones para los transportistas, exceder el número de pasajeros es una responsabilidad compartida y aunque entienden la necesidad de la ciudadanía de movilizarse en transporte público, deben comprender que se debe privilegiar la salud y no exponerse a no respetar la sana distancia.