Madre y bebé salvados de incendio por bomberos y valiente vecino

Dos personas y un bebé intoxicados por inhalación de humo fueron las consecuencias de un incendio ocurrido en la colonia Benito Juárez, atendidos y estabilizados por paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, mientras bomberos y personal de Protección Civil sofocaba las llamas del inmueble, un perro estuvo apunto de morir asfixiado.

Los hechos fueron reportados a la central de emergencias del 911 poco antes de las 18:00 horas, cuando un denso humo salía de un predio, seguido de los gritos de auxilios de una mujer quien estaba atrapada en el interior con un bebé de aproximadamente dos años de edad.

A la avenida 10 de Julio arribaron de manera inmediata elementos de Protección Civil, así como de la Policía Municipal y Bomberos Locales, quienes al confirmar el hecho comenzaron a abrir el portón, mientras los oficiales cerraban la circulación vial para que los cuerpos de emergencia comenzaran a trabajar.

Al poco tiempo arribaron Bomberos Tácticos y paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, ya que los vecinos aseguraban que en el interior del predio habían personas atrapadas, por lo que ingresaron por una ventana mientras abrían el portón.

De la casa fue sacado un bebé, al que abordaron a la ambulancia, también fueron socorridos por paramédicos la madre y un joven vecino que ingresó al inmueble sin pensar el riesgo con tal de ayudar a las personas.

Minutos después, los bomberos comenzaron a sacar los pedazos de una motocicleta calcinada, partes de un automóvil y encontraron tirado a un perro, mismo que fue sacado y auxiliado por los curiosos.

El fuego fue controlado por los bomberos y las personas estabilizadas en el lugar, tiempo después la circulación vial sería abierta de manera normal.