Por chicotazo de tubo de inyección de cemento caen 10 metros

Mario López Ramírez de 25 años y José Atila García Metelín de 38 años, resultaron gravemente lesionados tras caer de 10 metros de altura cuando trabajaban en una obra en el kilómetro 10.5 de la carretera federal 180, tramo Carmen – Puerto Real.

En punto del medio día, los obreros se encontraban en el techo de esta construcción, tirando un vaciado para colar el techo de la obra, la cual está a cargo del sindicato “28 de Enero” Sindicato Nacional de trabajadores y empleados de la industria de la construcción, similares y conexos de la República Mexicana.

Según la versión de algunos testigos, la manguera por donde salía el concreto se tapó y esto generó una gran presión, al momento de destaparse con la presión que tenía por dentro, la manguera chicoteo y golpeó a los dos obreros, quienes al carecer de equipo de seguridad cayeron casi 10 metros quedando mal heridos.

Fue necesario la presencia de dos unidades de la Cruz Roja Mexicana, y personal de las diferentes corporaciones de emergencia como protección civil, tras estabilizar a los obreros que resultaron con múltiples fracturas en el cuerpo, fueron trasladados a la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social en la zona centro de Carmen.

Personal de protección acudió al sitio del percance, para dialogar con los encargados de la obra, situación que originó una verificación del área de trabajo.